scorecardresearch

Oña reordenará la plaza del Conde Sancho

S.F.L.
-

El proyecto contempla sustituir la zona ajardinada por un pavimento de hormigón donde se ubicarán los columpios al mismo nivel que la explanada

El presupuesto de la actuación en la plaza donde se ubica la fachada principal del Monasterio asciende a 125.559 euros. - Foto: S.F.L.

El Ayuntamiento de Oña aprueba el proyecto de reforma y reordenación de la Plaza del Conde Sancho con el fin de mejorar el tránsito de los peatones integrando las diversas partes que se encuentran en la actualidad inconexas. Este propósito forma parte del plan integral ya iniciado para la recuperación de espacios en el centro histórico de la villa.

El proyecto contempla, entre otros aspectos, sustituir la zona ajardinada por un pavimento de hormigón lavado de las mismas características que el de su alrededor, dejando todo el espacio al mismo nivel, conservando  los árboles e instalando alcorques a la altura del suelo. A su vez se pretende trasladar la zona de juegos a este espacio colocando un firme absorbente de impactos bajo los juegos. El área que actualmente ocupan los columpios se transformará en una zona de descanso con bancos, mesas y sillas. Para facilitar el acceso al lugar se ejecutará una rampa de no más de un 10% de pendiente.

Para lograr comunicar la explanada con el resto de espacios se ha considerado que lo más apropiado es retirar la línea de setos y la franja de baldosa de acera que delimitan la zona verde con la plaza así como de un lateral de la misma, sustituyéndolo todo por una franja de pavimento. La estatua del personaje que da nombre al emplazamiento se situará en el futuro espacio verde y en el lugar donde actualmente se encuentra se colocará una Rosa de los Vientos.

El presupuesto de la intervención asciende a 125.559 euros y corresponde a un tercio de la totalidad de la partida de inversiones reales, de 377.750 euros, dentro de un presupuesto de 1.382.375, 88.612 euros superior al de 2020. El alcalde de la localidad, Arturo Pérez, desconoce cuando comenzarán los trabajos pero garantiza que se llevarán a cabo «durante el invierno aprovechando que hay menos gente para intentar obstaculizar a los vecinos y turistas lo menos posible».

No obstante, la inversión no incluye el cambio de la pavimentación de la zona, que a día de hoy la componen cantos rodados de piedra, por otro material que facilite el tránsito de personas con movilidad reducida o carritos de bebé. Antes de tomar decisiones el equipo de gobierno deberá solicitar información a la Dirección General de Patrimonio de la Junta para evitar posibles negligencias. El regidor explica a DB que todavía «no es seguro que estos trabajos se vayan a llevar a cabo» y que de ejecutarlos sería en una «segunda fase porque el presupuesto sale caro».

Con la modificación en la plaza la localidad avanzará en la pretensión de ganar espacio para el peatón, que comenzó con la rehabilitación de la calle del Agua al ensanchar las aceras y con la prohibición del estacionamiento de vehículos en la zona colindante con el monasterio de San Salvador, uno de los puntos más importantes y visitados de la villa. Este hecho generó polémica entre algunos habitantes que se mostraron en desacuerdo.

Asimismo, el Consistorio trabaja desde hace meses en la redacción de un plan de viabilidad de sus calles y pretende peatonalizar además de la plaza la calle del Pestiño y la del Convento para evitar las malas prácticas de estacionamiento. Ahora, aunque de manera excepcional, pueden circular vehículos autorizados, como los pertenecientes a los vecinos de la zona o los de carga y descarga.