Un Ayuntamiento "solvente y que no vive de los créditos"

C.M.
-
Imagen de archivo de la Casa Consistorial. - Foto: Valdivielso

El alcalde, Javier Lacalle, y el concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, han presentado la liquidación del presupuesto de 2018, que arroja unos resultados positivos de 46 millones de euros y se ha logrado amortizar 23,7 millones.

El alcalde aseguró que en dos años se podrá eliminar la deuda (de la que se excluye lo adeudado de los consorcios del desvio y Villalonquéjar. También avanzó que los remanentes de tesorería se restarán 15 millones, de los 6,5 irán a inversiones sostenibles, 5 a pagar facturas pendientes y 3 a actuaciones complementarias de inversiones plurianuales. "Estas cuentas dan estabilidad a la ciuda y permiten avanzar".

También subrayó que se llevará a cabo una segunda modificación de crédito en la que irá el dinero necesario para pagar las ayudas a entidades y asociaciones (capítulo 4) pero no pudo concretar la cantidad al estar pendiente de Intervención. 

El concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, subrayó que el Plan Económico Financiero comprometido por dos años (2017 y 2018) se ha cumplido. "Se pagan menos impuestos, hay más bonificaciones, más inversiones y se han gestionado los consorcios. Tenemos un Ayuntamiento autosuficiente, que no vive de los créditos, que tiene liquidez y solvencia", concluyó.