28 denuncias por agresiones a sanitarios hasta noviembre

SPC
-

El interlocutor policial nacional sanitario destaca el valor de la denuncia además de la formación que ofrecen

28 denuncias por agresiones a sanitarios hasta noviembre - Foto: Nacho Valverde

El interlocutor policial nacional sanitario, el comisario Javier Galván, avanzó hoy que, con datos contabilizados hasta noviembre, en Castilla y León se presentaron 28 denuncias por agresiones a profesionales sanitarios, con una tendencia a la baja. En Segovia, sólo se presentó una por amenazas a un médico por una persona “con problemas psíquicos”, según dijo minutos antes de parcipiar en una jornada de formación celebrada en la Subdelegación del Gobierno de Segovia. 

Desde mediados del año pasado, la Policía Nacional trabaja en Castilla y León en la difusión de la figura del interlocutor territorial sanitario con jornadas de prevención en agresiones a profesionales, con una formación específica en conductas físicas y verbales que, en el caso de Segovia, contó con la participación de 200 profesionales en tres sesiones de trabajo, por el interlocutor provincial sanitario, el inspector Juan Vaquero. 

Galván explicó que hay muchos incidentes que no son denunciados pero ante cualquier situación de la que tiene conocimiento la Comisaría Provincial se “da una respuesta individualizada”, como ocurrió con una médico en el centro de salud de San Ildefonso que fue amenazada y recibió por parte del interlocutor provincial “toda la seguridad directa e indirecta”. El comisario insistió en el valor de la denuncia porque es lo que permite “mover un tema” por parte del Ministerio del Interior, las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno.

En Segovia, desde que se puso en marcha el programa en 2017, se presentaron seis denuncias: el primer año por una agresión a una enfermera; en 2018, una agresión a una enfermera y por injurias a una doctora; en 2019, una amenaza a médicos y, en lo que va de año, una amenaza a una enfermera. Para Galván, Segovia es una ciudad y provincia donde el problema sanitario no se une a otros problemas sociales, como sí ocurre en otros territorios, que repercute en las agresiones al personal sanitario.

El interlocutor policial reclamó mucha precaución y prudencia al ser preguntado si existe una feminización en las agresiones a personal sanitario porque hay que tener en cuenta que, como en otros sectores, "la incorporación de la mujer ha sido muy importante", con un incremento en el número de médicos, que se suma a las profesionales de Enfermería.

“Es un problema complicado y difícil. La población profesional de mujeres es mayor que hace varias décadas, por lo que se producen más agresiones a mujeres pero no hay que frivolizar con las víctimas de violencia de género”, aseguró Javier Galván.