Aspanias busca acompañantes voluntarios en vacaciones

Angélica González
-
Imagen de un programa del verano pasado - Foto: Aspanias

Se requiere tener 18 años, empatía y capacidad de trabajo en equipo. La entidad prepara para sus usuarios tres viajes este verano a Jerez de la Frontera (Cádiz), Leioa (Vizcaya) y Puente Viesgo (Cantabria)

Aspanias necesita una veintena de personas voluntarias para apuntalar las vacaciones de sus usuarios con discapacidad intelectual. Así lo explicó Blanca Ordóñez, responsable de Servicios Asociativos del Área de Ocio, Cultura y Deporte de la entidad, quien animó a sumarse a esta iniciativa a quienes quieran conocer de cerca el mundo de la discapacidad y tener una experiencia singular. Los requisitos que deben cumplir son tener 18 años o más y ser una persona dinámica, flexible, con empatía y habilidades sociales y que se adapte al trabajo en equipo. Su misión será echar una mano en el trabajo de los profesionales que acompañan a las personas con discapacidad en los viajes que la organización ha preparado para este verano.
Jerez de la Frontera (Cádiz), Leioa (Vizcaya) y Puente Viesgo (Cantabria) son los destinos de las vacaciones de los usuarios de esta entidad que están organizadas en distintas fechas de entre el 22 de julio y el 22 agosto y de tal manera que ellos sean el centro y disfruten con lo que más les guste. «Van a hacer las actividades que más les satisfagan, desde ir a parques acuáticos, a la piscina, la playa, fiestas de los pueblos, karaokes, mercadillos..., es decir, la programación siempre se realiza teniendo siempre en cuenta sus deseos y preferencias», explicó Ordóñez.
Las funciones del voluntariado serán las de acompañar y ofrecer apoyo a las personas con necesidades asistenciales ligeras y medias en actividades como la higiene, la comida, los desplazamientos, la gestión de su dinero y todo aquello que pueda surgir: «No son personas con grandes discapacidades pero sí que precisan apoyos puntuales para las actividades de la vida diaria. Por ejemplo, no hace falta que los vistan pero sí igual que supervisen la ropa o la ducha o que estén pendientes de guardarles su dinero y ayudarles a gestionarlo o durante las excursiones o por la noche por si pasara algo», añade la experta. En los grupos de los viajes van dos profesionales de Aspanias y un voluntario por cada cuatro o cinco personas con discapacidad. No es necesario tener conocimientos o formación sanitaria o sociosanitaria para realizar esta labor voluntaria. De hecho, explica Ordóñez, han conocido casos de personas que se dedicaban profesionalmente a ello pero que no han tenido la  empatía que es necesaria para esta labor.
Quienes tengan interés en participar en esta actividad pueden dirigirse a la asociación a lo largo de todo el mes de julio (voluntariado@aspaniasburgos.com, 947238562). Los turnos son a Jerez de la Frontera entre el 22 de julio y el 1 de agosto; a Puente Viesgo, del 2 al 8 de agosto y a Leioa del 12 al 22 de agosto, y antes de viajar los voluntarios tendrán formación en primeros auxilios, entre otras materias, además de una reunión de coordinación.  
La fisioterapeuta madrileña Ana Abadín, de 22 años, estuvo el año pasado acompañando al grupo de usuarios de Aspanias que veraneó en Jerez entre finales de julio y principios de agosto, y solo tiene palabras llenas de emoción sobre la experiencia. El grupo en el que se la incluyó contaba con 40 usuarios y dos trabajadoras. «Las voluntarias teníamos a nuestro cargo un grupo de entre diez y doce chicos y yo me ocupaba de llevar su dinero. Lo que viví aquellos días superó, sin duda, todas mis expectativas. Yo ya había hecho voluntariado antes también con personas con discapacidad, aunque más jóvenes, y sin duda convivir con ellos y aprender fue lo más divertido y gratificante que hice ese verano. Cada uno te aporta algo nuevo y te  hace valorar lo que tienes y verlo todo con otros ojos, además de todas las anécdotas, risas y momentos que sin duda solo podrían pasar en unas vacaciones así, porque a pesar de que cuidas de ellos, siguen siendo vacaciones por lo bien que te lo pasas».