El PP gana a los puntos en CyL y Vox toma el relevo a Cs

David Alonso
-

El PSOE de Tudanca mantiene sus 12 diputados a tan solo 6.000 votos de los 'populares' de Mañueco, mientras que Vox pasa de uno a seis y se convierte en la tercera fuerza política, y Ciudadanos pierde sus ocho representantes

El PP gana a los puntos en CyL y Vox toma el relevo a Cs

El Partido Popular recupera seis meses y tres elecciones después la hegemonía política en Castilla y León al imponerse por la mínima al PSOE –apenas 6.000 votos más– en los comicios generales celebrados ayer, donde Vox tomó el relevo de Ciudadanos como tercera fuerza en la Comunidad, y relegó a los de Albert Rivera al quinto puesto, en una jornada en la que la participación cayó 1,5 puntos, hasta el 71,37%. Un empate técnico entre PP y PSOE donde los populares salen victoriosos después de mejorar sus resultados de abril, rentabilizar su ligera ventaja al PSOE y volver a ganar en la región al obtener el 31,67 por ciento de los votos y 13 diputados, tres más que en los últimos comicios; seguidos de cerca por los socialistas, que también ganan votantes y se quedan en el 31,24 por ciento, manteniendo los doce representantes logrados el 28 de abril.

Una jornada electoral que estuvo marcada por el despegue de Vox en la Comunidad, que asciende hasta la tercera fuerza política en Castilla y León, obteniendo seis diputados, cinco más, y el 16,67 por ciento de las papeletas depositadas en las urnas. En el lado opuesto, Ciudadanos desaparece del mapa, pierde sus ocho diputados, se deja 180.000 votos y cae del 19 al 7,5 por ciento de los apoyos. Por su parte, Podemos no logra recuperar ninguno de los representantes perdidos el 28 de abril y se vuelve a quedar a cero, aunque supera a Cs y se sitúa como cuarto partido político.

El PP vuelve a imporse en la Comunidad al vencer en cinco provincias –Ávila, Palencia, Salamanca, Segovia y Zamora–, mientras que el PSOE retiene la mayoría en Burgos, León, Soria y Valladolid. La clave de la remontada estuvo en la capacidad de los populares de lograr el segundo escaño en circunscripciones en las que hace siete meses lo hizo Ciudadanos –como Burgos, Palencia y Valladolid– y sortear a la vez la subida de Vox.

Sin embargo, las diferencias entre los dos partidos mayoritarios se estrechan y el bipartidismo se hace fuerte en la Comunidad, al pasar del 55,8 al 63 por ciento de los votos recibidos entre ambas formaciones, el porcentaje más alto desde la irrupción de Ciudadanos y Podemos en los comicios de 2015.

Precisamente, cuatro años después, ambos partidos se han quedado sin representación en las Cortes Generales en detrimento de Vox, que se hace fuerte en la ‘España Vaciada’ y recoge los diputados que pierde Ciudadanos, y certifica su irrupción definitiva en política.



Las más vistas