Puestos del sótano no irán al primer piso del Mercado Norte

C.M.
-

Media docena de comerciantes descartan esta opción debido a que las concesiones caducan el 31 de diciembre de este año y en 2021 se abrirá el provisional en la plaza España

Puestos del sótano no irán al primer piso del Mercado Norte - Foto: Patricia González

Media docena de concesionarios de puestos del Mercado Norte ubicados en la planta sótano que habían solicitado su traslado a la primera planta y se les había autorizado han decidido dar marcha atrás y quedarse como estaban. Las razones obedecen a que las concesiones caducan el 31 de diciembre de 2020 y a que en 2021 está previsto poner en marcha el mercado provisional en la plaza de España mientras dure el derribo y la construcción del nuevo edificio.

Este horizonte temporal hace que no merezca la pena realizar una inversión para el traslado que no se pueda amortizar, según confirmó la concejala de Comercio y Consumo, Dolores Ovejero. «Prefieren no meterse en más gastos a la espera de que el nuevo Mercado Norte arranque», señaló.

Los comerciantes habían solicitado esta posibilidad al Ayuntamiento para tratar de que el mayor número de negocios estuviera juntos y evitar que los clientes tuvieran que bajar de planta. La idea fue aceptada en la Comisión de Comercio de mayo del año pasado, respaldada por un informe técnico, e incluso se fijó como horizonte el final de las fiestas de Navidad. Sin embargo, finalmente estos comerciantes (no eran todos) han decidido quedarse como están.

Mientras el Ayuntamiento avanza en el proyecto de nuevo Mercado Norte. El equipo ganador del concurso ya ha entregado el proyecto de demolición y trabaja en el nuevo edificio. El plazo de entrega concluye a finales de este año. Paralelamente, se busca financiación debido a que el Ayuntamiento no puede afrontar en solitario los 15 millones que cuesta esta actuación. «Tendremos que hacer números y buscar subvenciones o ayudas y se pueden ofrecer espacios para un supermercado», señaló.

Paralelamente, mientras duren las obras se instalará un mercado provisional en la plaza de España para que los comerciantes puedan seguir con sus puestos al menos durante dos años. Se situará en la parte más próxima a Cajacírculo, ocupando parte del soportal y dejando cerca de un tercio de la plaza para el tránsito peatonal. Tendría un coste estimado de 500.000 euros, siguiendo la experiencia del instalado en las Huertas de la Concepción durante las obras de remodelación del Mercado Sur. Dispondrá de una superficie de 900 metros cuadrados, con una estructura metálica y cerramientos con paneles aislantes.

Tendrá espacio para unos 30 comerciantes. En la actualidad hay 45,17 en la planta sótano y 28 en la primera planta. Lógicamente no todos tienen interés en ubicarse en el provisional, dado que algunos están próximos a jubilarse.

El nuevo Mercado Norte dispondrá de una planta baja en la que se ubicará el mercado de abastos y se completará con una línea de pequeños comercios con salida a la plaza de España. En planta sótano se ubicará su supermercado y la zona de carga y descarga, a la que se accederá mediante una rampa desde el lateral de San Lesmes. Las plantas superiores serán para uso municipal. Los aparcamientos de la plaza Hortelanos se eliminarán y este espacio público quedará integrado en el mercado.

MERCADO G-9 

Por lo que se refiere al Mercado G-9, se espera culminar la primera fase de las obras a lo largo de este mes en la parte que da a María Amigo. Será en ese momento cuando los comerciantes que ahora están en la zona de Luis Alberdi (media docena) pasen al espacio remodelado y se comience la segunda fase de reforma.

No será hasta ese momento cuando el Ayuntamiento convoque un nuevo concurso para ocupar la totalidad de los puestos, 16. En el primero solo hubo 6 peticiones y también quedó desierta la cafetería. Se espera que los comerciantes se animen al ver la reforma.