scorecardresearch

Una empresa contra los nidos de procesionaria del Castillo

C.M.
-

La Concejalía de Medio Ambiente ha tomado esta decisión tras las quejas de dueños de perros. Las labores se completarán con contratos del Plan de Empleo

Los propietarios de mascotas deben pasear con precaución. - Foto: Luis López Araico

Como cada primavera, aumenta la presencia de la oruga procesionaria por diferentes zonas de Cinturón Verde, especialmente en los pinos del parque del Castillo. Los dueños de perros, que habitualmente transitan por la zona, han dado la voz de alarma y la Concejalía de Medio Ambiente ha pedido presupuesto a tres empresas especializadas por un importe de 4.600 euros sin IVA con el objetivo de que lleven a cabo los trabajos de eliminación de mayo a septiembre. 

Paralelamente, se espera poder reforzar el operativo con los contratos del Plan de Empleo Local de 2021, que llegarán a partir de junio. El año pasado se compraron pértigas y equipos de protección para poder acometer estos trabajos con estos trabajadores. De hecho, se eliminaron los nidos y ha retirado un total de 1.250 repartidos en 900 metros del parque del Castillo, sobre todo en la explanada del centro de aves y en el Cerro de San Miguel. Paralelamente, también actuó en zonas más cercanas a la población como es el caso de la Camposa.

La zona en la que se actúa se valla para que los operarios trabajen con mayor comodidad y con la pértiga proceden a quitar los nidos de procesionaria de los árboles. A continuación se incineran en un bidón ubicado en el mismo lugar. 

La Concejalía de Medio Ambiente presta especial atención a este problema debido a que con motivo de las restricciones sanitarias muchos burgaleses optan por pasear por estos espacios del Cinturón Verde un poco más alejados y con menos concentración de personas. Se da la circunstancia de que los espacios más utilizados como es el caso de Fuentes Blancas tienen menos procesionaria.

Estas orugas entrañan riesgo para los humanos pero también para las mascotas debido a que un simple contacto puede producir reacciones alérgicas en los ojos y en la boca e hinchazón en la lengua, el esófago o el estómago.

El aumento de las temperaturas favorece las plagas de procesionaria en la ciudad y hace que su presencia sea más generalizada aunque en el caso de los jardines el control es más exhaustivo por parte de la unión temporal de empresas que se encarga de su mantenimiento y constantemente se eliminan los bolsones y se incineran en el Vivero Municipal o se colocan una especie de bolsas en los árboles para impedir el acceso de las orugas. «Con esta UTE se actúa durante todo el año fuera del Cinturón Verde. También acuden cuando los colegios nos llaman cuando en sus patios tiene un pino o coníferas que tienen procesionaria», aseguró el concejal de Medio Ambiente, Josué Temiño, quien añadió que se ha actuado también en la Barriada Militar o en el bulevar. 

Temiño anima a los ciudadanos a que si detectan la presencia de procesionaria en parques y jardines de la ciudad, fuera del Cinturón Verde, se pongan en contacto con el Área de Medio Ambiente para que se eliminen.