Conflicto con Gallego

A.I.A.
-

Los jugadores cedidos por el Burgos han sido ofrecidos al Seat Arlanzón Motor

Los jugadores del Burgos y el Real Burgos, durante un amistoso. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El convenio entre el Burgos y el Real Burgos está muy próximo a romperse. Un desencuentro entre el director deportivo, César Traversone, con el presidente del Real Burgos, Juan Antonio Gallego, puede dar al traste con la cesión de, al menos, seis jugadores al equipo de Tercera. De hecho, ayer ya no entrenaron a las órdenes de Daniel Santos y han sido ofrecidos a otros clubes, entre ellos el Bupolsa Seat Arlanzón Motor.
Pío Bonacci, Ramiro Rodríguez, Sito Barahona y Richard García llevan toda la pretemporada trabajando en San Amaro con el entrenador del Real Burgos, en base al convenio firmado entre ambas entidades el 31 de julio. Sin embargo, las buenas relaciones no atraviesan su mejor momento. «Fue un mal entendido, producto de los nervios por la inmediatez de la competición. Hubo una trifulca en la que fui un poco actor pero ya he pedido disculpas y espero que se solucione», explica Juan Antonio Gallego. Por su parte, el consejero delegado del Burgos, Franco Caselli, afirma que están en manos de los abogados las diferencias existentes y que espera hablar la próxima semana con el Ayuntamiento. Mientras llega la solución, ya han ofrecido a los jugadores al Seat Arlanzón Motor, que hoy mismo conocerá Jairo de la Riva.