Una operación bocata imparable

G.G.U.
-
Operación Bocata en el instituto Diego Marin Aguilera organizada por Manos Unidas en los centros educativos de Burgos. - Foto: J.J.M

Manos Unidas ha preparado más de 13.000 bocadillos y supera con mucho el objetivo marcado para este año, en el que se recaudan fondos para un centro salesiano de formación profesional en Togo. El acto principal ha sido en el IES Diego Marín Aguilera

Las estudiantes de ESO y Bachillerato Sara Martínez, Raquel López, Paula Blanco y Sara Padrones han protagonizado en el Diego Marín Aguilera el acto principal de la Operación Bocata, un momento que han aprovechado para explicar las similitudes entre Manos Unidas y el equipo de alumnos mediadores del instituto, del que forman parte. Su intervención ha sido muy aplaudida y emotiva, como destacaba la presidenta de la entidad social en Burgos, Cristina Romano, antes de añadir que están muy contentos porque han repartido más de 13.000 bocatas en la provincia. "Hemos superado con mucho el objetivo, que estaba en 11.000", ha dicho Romano, recordando que los fondos (unos 39.000 euros, dado que cada emparedado costaba 3 euros) se destinarán a un centro de formación profesional que los salesianos tienen en Togo.