Junta y Universidad piden que 'Caléndula' se potencie

SPC
-
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visita el Centro de Supercomputación de Castilla y León. En la imagen, interior del supercomputador ´Caléndula’. - Foto: Ical

El consejero de Fomento y Medio Ambiente celebra la calificación del centro de León como Centro Tecnológico Singular

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, defendió hoy el crecimiento y la potencialidad del Centro de Supercomputación de Castilla y León en sus diez años de vida y pidió a quien gobierne en la Junta de Castilla y León en la próxima legislatura que lo mantenga para que todos sus equipos sean referencia de la Supercomputación.

“La potencialidad del Centro de Supercomputación de Castilla y León es muy relevante tras diez años de continuo rendimiento, quien gobierne en la Junta durante la próxima legislatura deberá mantenerlo y conseguir que Caléndula y todos sus equipos estén en esa primera división de la Supercomputación”, afirmó el consejero.

Juan Carlos Suárez-Quiñones visitó el Centro de Supercomputación de Castilla y León, situado en el edificio Crai Tec del Campus de Vegazana de la Universidad de León, donde se ha dispuesto un nuevo aula de formación que permite “profundizar en el plan ambicioso de formación 2019 que tiene en marcha el centro y está dirigido a “múltiples ámbitos científicos”, como la programación paralela y otros más especializados como es la genómica, la metagenómica, la mecánica de fluidos, la inteligencia artificial o el ‘big data’, que “forman parte de la especialización del centro de Supercomputación”.

Un centro que, como recordó el consejero, el pasado año obtuvo la calificación de Centro Tecnológico singular, lo que permite estar “en ese club junto a los Supercomputadores más importantes que hay en España”.

Durante su visita, Suárez-Quiñones repasó también el anuario de 2018, cuando se cumplieron diez años de la institución, en los que el Supercomputador “a pesar de la crisis económica incrementó las inversiones, su potencialidad y multiplicó por diez su capacidad de potencia”. Además, a raíz de entrar en dicha red de Supercomputación Española, “se añadieron nuevos equipos que se modernizaron, con menos aparataje físico y más capacidad”.

Además, el consejero de Fomento y Medio Ambiente puso de relieve la colaboración del centro con los ámbitos empresariales y del saber, pero “especialmente con el ámbito científico y universitario”, así como en “numerosísimos programas de investigación”, entre los que resaltó el Programa que se lleva a cabo por la Universidad de Valladolid en el Campus de Palencia, en colaboración con la Universidad de León, en el ámbito de centros de simulación de incendios para “una mejor prevención y entendimiento de las respuestas para apagar un incendio”.

Por ello, quiso felicitar tanto a León como a Castilla y León y la Universidad de León como “socio importantísimo para cualquier tipo de actividad administrativa y de investigación” por tener una entidad como el centro de Supercomputación, de la que “hay que estar orgullosos y destacar que aunque parezca humilde en un lugar discreto de la universidad, su potencialidad es muy relevante tras diez años de continuo rendimiento”.

Asimismo, Juan Carlos Suárez-Quiñones incidió en la red de fibra óptica oscura específica que une todos los centros de investigación, las universidades y que va a unir todos los centros educativos de Castilla y León dentro del proyecto ‘Escuelas conectadas’, que cuenta recientemente con la adhesión de los hospitales de León y Burgos, lo que permite “que Sacyl tenga una red exclusiva que garantiza la trazabilidad y disponibilidad de los datos tan importantes que maneja este órgano nacional”.

Por su parte, el rector de la Universidad de León, Francisco García Marín, señaló que el Centro lleva a cabo “bastantes proyectos de investigación”, pero puntualizó que “aunque a veces parezca que solo tienen que ser de ingeniería informática, abarcan todas las ciencias”, de manera que en los que se encuentra principalmente implicado en este momento son de las áreas de ciencias de la salud y ciencias de la vida.

Marín consideró “de suma importancia” tanto para la Universidad de León como para las de toda la región y centros de investigación, que el próximo Gobierno de la Junta lo mantenga, por lo que pidió a quien Gobierne a partir del mes de mayo “que lo potencie más para subir aún más de nivel”, algo que es “muy importante” y para lo que “la ULE pondrá todos los medios que sean necesarios”.