scorecardresearch

5 ataques de perros peligrosos a otros canes crean alarma en Revillarruz

I. Elices / Burgos
-

Los vecinos temen que puedan abalanzarse sobre algún niño y dejarle malherido

Esta perra sufrió heridas muy graves el miércoles. El veterinario la operó de urgencia. - Foto: DB

Los vecinos de Revillarruz están alarmados desde hace unos meses con los ataques de tres perros de raza peligrosa sobre otros canes del pueblo. Según señalan desde el Ayuntamiento, desde enero se han producido cinco, por ahora solo sobre animales, y habría muerto al menos uno de los cánidos a los que mordieron. El miércoles por la noche volvieron a la carga y la dueña de una perra que sufrió graves heridas denunciaba ayer los hechos ante la Guardia Civil. Una patrulla de Buniel ya se había presentado en la localidad el mismo día del suceso ante la llamada de los vecinos.  

Los perros son de raza bull terrier, los del morro alargado, y al parecer son propiedad de un vecino que vive a la entrada del pueblo. Los tiene en su finca, pero se le escapan, sin bozal, y hacen de las suyas. El hecho de que agredan a otros de su especie «ya es suficientemente grave», señalan desde el Consistorio, pero temen que «cualquier día ocurra una desgracia con algún niño pequeño». De ahí que el miércoles telefonearan a la Guardia Civil.

La dueña de la perra que sufrió el ataque el miércoles por la noche relata que la agresión se produjo cerca de su vivienda. El animal iba algo rezagado y de repente oyó sus ladridos, de «dolor». Se dio la vuelta para acudir a auxiliarla, pero su mascota había salido corriendo buscando su casa. Allí la acorralaron y le mordieron en el cuello, en la ingle y en otras zonas del cuerpo. «Se salvó de milagro; unos vecinos lograron ahuyentar a los perros y yo me di prisa en llevarla rápidamente al veterinario, en Burgos, donde la operaron rápidamente», afirmaba la dueña a este periódico.

Su perra ya fue víctima de otro ataque parecido, lo que pasa que el 28 de enero, cuando ocurrió, ella estaba cerca y logró espantarlos a tiempo, con lo que sufrió lesiones leves. En ese momento ya pensó denunciar los hechos, pero al tratarse de heridas no demasiado graves, lo dejó pasar, algo de lo que ahora se arrepiente. A los pocos días los perros mataron a la mascota de su vecina, quien tampoco quiso acudir a la Guardia Civil. Se limitó a enterrar al chucho muerto y punto. En los últimos meses habrían sido responsables de hasta cinco ataques.

Sin embargo, reconoce el alcalde, José Luis López, los vecinos de la localidad «están alarmados». Las víctimas de sus agresiones por ahora han sido otros animales de su misma especie, «pero su agresividad lleva a pensar que podría repetirse con personas». De hecho, muchos habitantes «están atemorizados solo con el hecho de encontrárselos por la calle». Por ahora no han atacado a gente, pero «sí que intimidan».

López indica que el Ayuntamiento se plantea elaborar una ordenanza que, como en la capital, obligue a los habitantes del municipio a censar sus perros y a contratar un seguro de responsabilidad civil a aquellos que posean animales de razas potencialmente peligrosas. Reconoce que después será difícil controlar su cumplimiento, «sin policías locales, pero algo hay que hacer», señala.