La familia de Fernández Ochoa se muestra "más desanimada"

Agencias
-

Las pocas pistas que se han encontrado no resultan relevantes y califican la búsqueda de poco efectiva. Los canes que participan en la batida han marcado dos zonas con posibles indicios de la desaparecida

La búsqueda de la exesquiadora Blanca Fernández Ochoa ha sido "totalmente infructuosa" hasta el momento y no ha arrojado ninguna novedad ni indicio sobre su paradero, ha indicado esta tarde el cuñado de la desaparecida, Adrián Federidghi, quien ha apuntado que "no hay pistas que les hagan ser optimistas". Por su parte, la hermana de la desaparecida, Dolores Fernández Ochoa, ha reconocido esta noche que la familia está "un poquito más desanimada" que por la mañana ante la desaparición, cuando habían llegado "eufóricos" y pensando que el de "sería un día importante, en el que se la podría encontrar". No obstante, subraya que mantienen la esperanza, porque se trata de "una mujer muy luchadora y sufridora".
"Hoy era un día muy bueno porque se ha presentado muchísima gente y hay muchos voluntarios, más de 10 brigadas de búsqueda. Pero van pasando las horas y no está siendo tan buen día. Es verdad que los perros han detectado rastro, pero a los metros se ha perdido", ha dicho Federidghi a los medios. 
En la búsqueda también han estado presentes "al pie del cañón" sobrinos, tíos, primos, hermanos y otros familiares y amigos de Blanca. "Ella es muy fuerte, preparada y atlética, tiene víveres y agua. Si hay una esperancita que tenemos es que, esté bien o mal, esté viva", ha dicho el familiar. 
Ante las preguntas de los periodistas, Federidghi ha indicado que desconoce las vías de la investigación de la Policía. Sólo sabe que los agentes están analizando las imágenes del supermercado en el Blanca supuestamente compró productos de charcutería el 24 de agosto. En el coche no han encontrado nada y ha descartado que Blanca usara tarjetas porque "solo tiene una cuenta sin dinero". 
Lo que tiene claro la familia es que la deportista salió sola y le dijo el mismo día 24 que "iba cuatro días al Norte", sin especificar el lugar. "Todas las semanas de su vida ella hacía caminatas por el monte y si podía dormir, dormía. No se lleva bien con el móvil, lo tiene, pero cuando se podía liberar de él se liberaba. No es extraño que no se llevara el móvil", ha reiterado el cuñado de la desaparecida, cuya búsqueda continuará mañana por la misma zona de la sierra de Cercedilla hasta que queda peinada por completo. 

 

Dos zonas

La portavoz de la Guardia Civil, Mercedes Martín, explicó que hoy ya se han completado las 12 rutas que estaban previstas sin encontrar pistas relevantes.
No obstante, los especialistas de alta montaña tienen por delante completar dos rutas en la zona de los Siete Picos. "Son muy difíciles y lo van a intentar hacer esta tarde", indicó a los medios.
Asimismo, los 14 perros que participan en la búsqueda han recorrido los caminos y han marcado dos zonas como "viables" de contener el rastro de Blanca Fernández Ochoa. "Los perros se han quedado oliendo donde puede haber algún vestigio. Los vamos a volver a recorrer, a peinar esa zona más minuciosamente", añadió.
En este sentido, señaló que estos perros son especialistas en la búsqueda de personas y la propia incidencia del ser humano puede alterar su olfato. "Van a volver a buscar de una forma más tranquila con los perros y ver qué tipo de rastro o pista pueden seguir", comentó.
Para finalizar, desde la Guardia Civil van a coordinar este martes otro grupo de unos 80 voluntarios, a los que piden que conozcan la zona y vistan adecuadamente para transitar por la montaña. 
Las labores de búsqueda de Blanca Fernández Ochoa se van a prolongar con medios terrestres y aéreos mientras haya luz, y cuando caiga la noche habrá batidas en drones.