El tejido económico asume seguir en la fase 0

L.M.
-

Cámara de Comercio, FAE y autónomos burgaleses apoyan la precaución de la Junta para no avanzar en la desescalada pero alertan de la falta de procedimientos a seguir o de medidas para las empresas

La hostelería, de continuar Burgos en la fase cero, tendría aún prohibido montar la mitad de sus terrazas. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El propio vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, lo resumía ayer mismo en un mensaje en la red social Twitter: Dentro de 15 días veremos: si todos los demás van bien la gente se reirá de nosotros, si se produce un rebrote todos lloraremos con ellos. No tengan duda de que prefiero la primera opción. La opinión del número dos del Ejecutivo regional resume a la perfección la postura que muestra el tejido económico burgalés, representando en la Cámara de Comercio, FAE y la entidad Autónomos Unidos Para Actuar (AUPA). Las tres organizaciones, cada cual con sus matices, reconocen que la decisión del Gobierno de la comunidad de solo dejar que 26 zonas básicas de saluda avancen a la fase I, mientras que la mayoría de la región, especialmente las ciudades, sigan en la 0, es normal hasta que el problema sanitario no se despeje en parte. «Lo primero es lo que digan los sanitarios, y si ellos no nos ven en disposición de entrar tendremos que esperar», indica Antonio Miguel Méndez Pozo. Opina el presidente de la Cámara de Comercio que durante los próximos siete días se podrá continuar asentando ideas o protocolos para que la vuelta al trabajo sea de forma más clara y con un temor inferior, tanto por parte de los empleados como de los clientes. No obstante, sí que alerta de que si la situación se dilata más tiempo «habría que empezar a pensar muchas cosas», confiesa el presidente.

«Lo vemos con preocupación, primero por la cuestión de fondo de la crisis del coronavirus y segundo por el retraso de la nueva etapa, lo que dilatará el reinicio de muchos negocios», apunta José María Vicente, secretario general de la Cámara de Comercio. Desde la asociación cameral valoran el esfuerzo que están teniendo que hacer los empresarios y autónomos del sector del comercio, de la hostelería o de los alojamientos turísticos, que son los principales damnificados en estos momentos.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)