Mañueco garantiza el apoyo de la Junta al sector remolachero

SPC
-

El presidente autonómico destaca el mayor apoyo económico de la historia a la agricultura, ganadería e industria agroalimentaria por ser «fundamentales y estratégicos» en la Comunidad

El presidente de la Junta y el consejero delegado de Azucarera, entre otros, visitan la fábrica de La Bañeza (León). - Foto: JCYL

Fernández Mañueco garantizó el apoyo de la Junta al cultivo remolachero, que constituye un sector estratégico para la Comunidad. El presidente autonómico, que ayer visitó las instalaciones de Azucarera en La Bañeza (León), apostó por el diálogo y el consenso con el Gobierno, pero con toda la firmeza necesaria, para una defensa del azúcar y el resto de los sectores agrarios ante las negociaciones sobre la nueva Política Agraria Común (PAC) para los próximos años, con el objetivo mínimo de que se mantengan las ayudas existentes.
Tras reconocer el esfuerzo de Azucarera, que cuenta con fábricas en La Bañeza, Toro (Zamora) y Miranda (Burgos), por «su compromiso y haber estado a la altura en estos momentos», Mañueco agradeció los esfuerzos de la industria agroalimentaria para adaptarse a la situación generada por la covid-19 y garantizar la seguridad de los trabajadores, la calidad de los productos y el abastecimiento.
El presidente de la Junta destacó la enorme importancia que para Castilla y León, España y Europa tiene el sector primario, que constituye un sector fundamental y estratégico, y es la base fundamental sobre la que se sustenta la industria agroalimentaria. Por todo ello, la Junta ha reforzado su apoyo al conjunto del sector agrario, ganadero y agroalimentario con un mayor apoyo económico y recordó que en la actualidad están abiertas, hasta el próximo 16 de julio, convocatorias de ayudas a la inversión en industrias y cooperativas agroalimentarias por importe de 65 millones, la cifra más alta alcanzada hasta la fecha. Además, se han tramitado pagos de la PAC durante el actual periodo de alarma por importe de 78 millones.
La primera

La remolacha es uno de los sectores agrarios más tecnificados y profesionalizados, supone la base de buena parte de los regadíos de la Comunidad y está íntimamente ligado con la industria y el medio rural de Castilla y León, donde genera empleo y contribuye a fijar población. De hecho, es uno de los cultivos con mayor relevo generacional, ya que el 17,5 por ciento de los cultivadores de remolacha son jóvenes, según explicó Fernández Mañueco durante su visita.
El presidente insistió en el «valor estratégico» de la remolacha, ya que la Comunidad cuenta con el 85 por ciento de la superficie dedicada a su cultivo. Actualmente, hay unos 2.900 agricultores remolacheros en activo y otros 1.300 trabajadores en la industria, de los que 800 forman parte de Azucarera. En su conjunto, este sector genera 4.200 empleos directos, sin contar el empleo indirecto de transportistas, maquileros, hostelería, entre otros.
«No hay ninguna otra Comunidad ni con mayor extensión ni con mayor esfuerzo por la transformación, modernización e incremento de la productividad», concluyó Mañueco.
Críticas de Asaja

Por su parte, Asaja criticó que el presidente de la Junta obviara durante su visita «el conflicto con los remolacheros y el declive en el que ha entrado el sector» mientras que «respalda la política industrial de AB Azucarera».
Esta organización insistió en que los remolacheros «defienden un precio rentable por el cultivo de la remolacha, no como ahora que, ante la falta de rentabilidad al facturar el producto, hay que destinar ingentes cantidades de dinero público que se detraen de otros subsectores».