Mena Rock, música y más música

A.C.
-

El proyecto cultural que lidera Asier Calahorro en el Valle de Mena ya ha puesto en marcha su escuela de música moderna y ha ofrecido una docena de conciertos desde abril

Mena Rock, música y más música

Hace nueve años puso en marcha la escuela musical Moon Rock en la localidad vizcaína de Munguia con tres alumnos y ya suma ochenta. En el Valle de Mena espera los frutos del nuevo proyecto Mena Rock con paciencia y con confianza en lo que hace. Asier Calahorro, técnico de iluminación y sonido de teatro y bajista del grupo Now, de es el alma mater de esta iniciativa cultural que busca ser la cantera para la creación de grupos musicales en Mena y en Las Merindades y que ha comenzado su andadura con 15 alumnos y tres profesores con titulación.
La promoción de Mena Rock comenzó el pasado invierno y su presentación llegó en abril con clases de percusión con el nigeriano Adama, un virtuoso con sus manos, el hard y heavy rock del grupo Kartzarot y una Jam Sesión. Después, el Centro Comercial El Valle, el cuartel general de Mena Rock, ha sido escenario de otros diez conciertos nada menos, el último ayer de la mano del grupo heavy metal Unbound, de Vitoria. La maquinaria de Mena Rock no se detiene y quiere poner a Villasana en el mapa musical. Promueve mercadillos musicales, master class, talleres musicales e incluso ofrece locales de ensayo a grupos emergentes.
La naturaleza y la tranquilidad del Valle de Mena llevaron a Calahorro a afincarse el pasado año en la localidad de Lezana. Encontró unos paisajes de ensueño y paz, pero le faltaba el ambiente musical. «No encontraba referencias musicales», recuerda. Y de ahí que decidiera crear la Asociación Cultural Mena Rock para fomentar el aprendizaje y, sobre todo, la música en directo. En Munguia ha visto como sus alumnos han formado bandas después de aprender juntos durante varios años. La propuesta de la escuela de Mena Rock es la de ir al instrumento directamente. «Cuando a uno le gusta la guitarra, lo que quieres es tocar, crear tus propias canciones», describe Asier Calahorro, quien explica que del instrumento se pasa después a la base más teórica. La música como hobby es la meta de una escuela que aspira a ser cantera de grupos de música moderna, ahora inexistentes en el Valle de Mena.
De momento, ya cuenta con alumnos de guitarra, batería y canto moderno, aunque sigue abierta la oferta de bajo, teclado y percusión africana, si se forma un grupo mínimo. Entre todos ellos, una vez adquieran cierto nivel, se tratará de crear combos o grupos para integrar todos los instrumentos. En la escuela de Mena Rock hay desde niños de 3 años, como Erik, hasta personas como Oswaldo, de 74 años, quien tenía muchas ganas de aprender a tocar y ha logrado gracias a su hijo cumplir un pequeño sueño que en Venezuela no se podía permitir. Oswaldo lo tiene claro: «La música es como el llanto, no tiene fronteras».
Entre los alumnos de Mena Rock también hay medineses, que no encuentran en otro lugar una oferta similar para el aprendizaje de música moderna y que se adapte a sus necesidades. Así pues, los amantes del pop y el rock de Las Merindades tienen aquí un lugar de encuentro, en el que se incluyen todos los grupos que deseen bajar el puerto del Cabrío para tocar en Villasana. Hasta ahora solo lo han hecho los chicos de Banda Magnética, el grupo de punk rock de Oña, mientras que el resto de formaciones que han dado conciertos han llegado en su mayoría de Vizcaya.
Gracias a Mena Rock, ya se han escuchado en Villasana a The beat shadows, con sus versiones de los años 60 y 70; a Sastipen Tali y su flamenco; a The fisher’s tomb y su rock alternativo;a Mature y su rock; a Simplemente Iñigo y sus versiones;o al pop de Sueño compartido. Además de ello, se han organizado master class, como la que ofreció en junio el histórico batería de Loquillo y los Trogloditas, Jordi Vila, junto a la bajista Marga Alday, con quien ahora forma Kinki Boys. En Mena Rock quedan aún muchas propuestas por delante, como el concurso Maqueta Mena, que posiblemente llegue en primavera y de oportunidad a los grupos mas noveles de darse a conocer.