Silanes busca atraer turismo aventurero con una vía ferrata

S.F.L.
-

Los trabajos finalizarán en un mes y habrá opción de llevar equipo propio o alquilarlo. El recorrido presenta tramos de hasta nivel K3

El trayecto de la vía ferrata se podrá hacer en hora y media y tomará una altura máxima de unos 40-45 metros. - Foto: S.F.L.

Pasó de ser un municipio a formar parte del Ayuntamiento de Miraveche hace más de seis décadas pero Silanes apuesta por fomentar su entorno natural y ganar turistas atraídos por los deportes de aventura y para ello construye una vía ferrata. El proyecto, incluido dentro del plan 3 comarcas, que trabaja de forma conjunta con Busto de Bureba, Partido de la Sierra en Tobalina y Miraveche, busca el desarrollo de la zona al poner en común servicios infrautilizados y de calidad.

El entorno rocoso de la pequeña localidad burebana y su singular disposición, morfología y composición hacen de este lugar el idóneo para la instalación de una serie de rutas en vía ferrata, introduciendo distintos niveles y trayectos para aprovechar el recorrido de un macizo de fácil acceso y muy visible desde las principales vías de comunicación del eje de la N-I. La empresa encargada de las labores de equipación, Beloaventura, continúa con los trabajos, que finalizarán aproximadamente en un mes. «Esto no significa que la vía quede inaugurada, eso ya no depende de nosotros», manifiesta uno de los asociados.

Calculan que el circuito podrá realizarse en una hora y media, dependiendo de la experiencia de cada usuario, y la totalidad de la ferrata será de uso totalmente libre. Esto implica que los aficionados deberán seguir la normativa que se instalará en el inicio de la misma y traer su propio material (disipadores, ochos, cuerdas, descendedores...) No obstante, el Consistorio de Miraveche pretende generar una economía con tal actuación por lo que, en principio, baraja la alternativa de ofrecer a los deportistas el alquiler del equipo. También cabe la posibilidad de que los interesados contraten un guía en una empresa de aventura.

Desde Beloaventura recuerdan que hacer vías ferratas es un deporte de aventuras que te permite acceder a montañas y acantilados mediante cables y agarres conectados a la roca, en los que te enganchas mediante arnés y mosquetones para evitar caídas. «Son recorridos preparados y equipados con escalones de grapas, cables, puentes himalayos, tibetanos y tirolinas que requiere de unos conocimientos básicos del uso de material».

El proyecto contemplaba la realización de un recorrido más sencillo, alcanzando un nivel K2 y destinada para todos los públicos. Sin embargo, las características de las piedras han permitido que finalmente sea «más cañero, es decir, contemplará tramos de un nivel K3 para los que se requerirá más esfuerzo físico, sobre todo fuerza en los brazos», manifiestan fuentes de Beloaventura.

El recorrido de la primera ferrata de La Bureba atraviesa una salida de agua y tomará una altura máxima de unos 40-45 metros. Asimismo, la zona para aparcar los vehículos se sitúa a escasos metros del inicio de la vía. En un principio habían valorado la idea de instalar una tirolina para cruzar de una roca a otra pero finalmente se decantan por colocar un puente, que llevará la línea de vida por arriba. También dejarán una zona para practicar la escalada y en un futuro pretenden ampliar dicha ferrata con tramos más complicados, con niveles K4 y K5.

ROBO DE MATERIAL.

Hace unas semanas la empresa sufrió el robo de material de trabajo, en concreto 20 mosquetones, 12 chapas con tornillos y cinta express. «Han hurtado un sistema de seguridad que podría haber causado un accidente mortal», aseguran los trabajadores, que por las pistas que dejaron el o los ladrones creen que se trata de un aficionado a este deporte.