El Kuga da un salto de calidad

SPC - Agencias
-

Ford muestra la tercera generación del SUV, que llega cargado de tecnología y equipamiento

El Kuga da un salto de calidad

Más amplio, sofisticado y el modelo más electrificado de la historia de Ford. Así es la tercera generación del Kuga, que cuenta con un nuevo diseño exterior y con más espacio que su predecesor que ofrece una sensación mejorada de y confort. 
La compañía estadounidense ha puesto a la venta el SUV que se produce en la planta valenciana de Almussafes y que cuenta con una versión híbrida enchufable que alcanza los 56 kilómetros de autonomía cien por cien eléctrica.
El todocamino de la firma del óvalo es el primer modelo de Ford que se ofrecerá con tecnología híbrida enchufable, híbrida convencional y microhíbrida, además de con sus versiones con motores de diésel y de gasolina.
«Es un orgullo que siendo el nuevo Kuga el primer Ford electrificado sea fabricado en España, en Valencia, para todo el mundo. Se fabricará en otras factorías de la marca, pero desde Valencia llegará a muchos países», han indicado desde la compañía.
Con un motor de gasolina de 2.5 litros y cuatro cilindros combinado con un propulsor eléctrico, el Kuga híbrido enchufable desarrolla hasta 225 caballos de potencia. Gracias a su batería de ion-litio , el modelo tiene una autonomía eléctrica de hasta 56 kilómetros.
A partir de septiembre, Ford lanzará la variante híbrida gracias a un propulsor diésel EcoBlue de 2.0 litros y 150 caballos que mejora su eficiencia gracias a la microhibridación, y que va acompañado de una transmisión manual.
Además, los clientes también pueden elegir entre una gama avanzada de motores de gasolina de hasta 150 caballos y diésel de hasta 190 CV mejorados. Los propulsores utilizan de serie el sistema Auto Start-Stop para reducir los costes de funcionamiento, y las transmisiones incluyen un cambio de marchas manual de seis velocidades y un nuevo sistema automático de ocho.
El Kuga presenta un nuevo y distintivo diseño exterior, más esculpido y elegante. Su silueta más aerodinámica incorpora una distancia entre ejes más larga, lo que crea una mayor presencia en la carretera y beneficia la conducción y la estabilidad del vehículo. 
Asimismo, cuenta también con un capó más largo, un ángulo más amplio del parabrisas trasero y una línea de techo más baja. El resultado es una apariencia más enérgica, ágil y potente que nunca.
Las variantes Kuga Titanium, ST-Line y ST Line X tienen cada una con un carácter único que refleja la personalidad de sus usuarios. Con un estilo contemporáneo y seguro, el Titanium es la versión de acceso en cuanto a las prestaciones y calidad que se ofrecerán a los clientes de toda Europa. 
Entre sus características más destacadas se incluyen un cubre cárter delantero y un difusor trasero, retrovisores y tiradores del color de la carrocería, luces LED diurnas y llantas de aleación de 17 pulgadas de serie u opcionales de 19.
Entre las ayudas a la conducción se incluyen equipamientos como el control de velocidad de crucero adaptativo con función stop&go, el reconocimiento de señales de tráfico, el mantenimiento de carril, el asistente de puntos ciegos y el asistente precolisión con tecnología de detección de peatones y ciclistas, entre otros.
El coche está disponible por un precio que parte de 29.000 euros para la opción con un motor de gasolina de 120 caballos, mientras que su versión híbrida enchufable se ofrece desde 37.800.
El Kuga es el tercer vehículo de Ford más vendido en Europa después del Fiesta y el Focus. Los clientes adquirieron 161.400 unidades en 2019, un incremento de casi el 5% respecto al año anterior.