Undabarrena analiza las consecuencias de las derrotas

A.I.A.
-

El jugador del Burgos admite que los lunes "son terribles"

Eneko Undabarrena. - Foto: Luis López Araico

Cansado físicamente porque «el esfuerzo es innegociable» y apenado mentalmente por las dos derrotas consecutivas. Así está Eneko Undabarrena, uno de los jugadores del Burgos que se vacía sobre el césped y que sufre con los resultados adversos. Admite que «el día siguiente de una derrota es muy duro».
Tras realizar la sesión de recuperación junto con los titulares frente al Valladolid Promesas, Undabarrena admitía estar «cansado porque para mi el esfuerzo es innegociable», como lo demuestra partido tras partido. Igualmente confesaba que «después de dos derrotas seguidas y de cómo han sido, el día siguiente resulta muy duro».
Palabras sinceras de un jugador dolido con la situación, que lamenta que circunstancias puntuales les impidan sumar de tres en tres. «Creo que gran parte de las derrotas que hemos encajado han sido porque hemos dado facilidades puntuales al rival. Todos los errores penalizan pero ante los conjuntos grandes el castigo es seguro. No hemos hecho buenos partidos pero esos errores nos penalizan más», admite Undabarrena.
Una análisis realista de la deriva que está sufriendo el Burgos pero que no le impide al jugador romper su esperanza. Está convencido de que el equipo va a estar arriba porque el trabajo diario que realizan tiene que dar sus frutos. «Estoy seguro de que vamos a estar arriba», afirma con determinación. La misma que cimenta su análisis de temporada.
«Empezamos la campaña con muchísima ilusión; entrenábamos pero los resultados no llegaban y eso te desanima un poco, pero seguimos firmes en el trabajo. Llegó Salmerón y cuando empezábamos a tomar aire volvemos a dejarnos puntos en el camino. Te esfuerzas, te esfuerzas porque estamos en una buena línea de trabajo, pero...», reflexiona. Para el jugador, que cumple su segunda campaña con la camiseta blanquinegra, es fundamental seguir trabajando porque «los resultados van a llegar».
Este domingo, el Burgos recibe al Unionistas de Salamanca, colista del grupo con solo dos victorias. Un rival, sobre el papel, asequible, que invita a la relajación. EnekoUndabarrena la rechaza de plano. «No caben relajaciones; por suerte somos un equipo inteligente que sabe que podemos ganar a cualquiera pero que también cualquiera nos puede ganar. La clasificación te enseña quién es el más regular pero no evita el peligro de la derrota. Verlo como colista conllevaría un grave error», avisa el jugador del Burgos.