scorecardresearch

Unánime petición para poder plantar chopos junto a los ríos

SPC
-

La socialista Barcones defiende que la situación proviene de la «pésima gestión anterior del PP», mientras que Cófreces (PP) le recuerda que hasta alcaldes de su partido se han movilizado en contra

Un momento del pleno de las Cortes. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

El Grupo Socialista y los dos procuradores de Podemos-Equo, los dos partidos que sustentan al Gobierno de la nación, asumieron la iniciativa del PP, que ha salido adelante por unanimidad, para pedir a la CHD que reconsidere la decisión de prohibir la plantación de choperas en dominio público hidráulico cartográfico si bien la viceportavoz del PSOE, Virginia Barcones, recordó que en estos momentos existe la «prohibición total y absoluta» de plantación en cauce y también en servidumbre que firmó la ministra Isabel García Tejerina, del PP, en el Plan Hidrológico vigente y al que los populares de Castilla y León presentaron «cero alegaciones».

La socialista Barcones reivindicó la responsabilidad institucional de «doña Cristina Danés» al frente de la CHD en la búsqueda de «la única rendija que existía, caso a caso y expediente por expediente» para aplicar «soluciones legales» a un problema que, según insistió, creó el PP y ha garantizado que las tres confederaciones -Duero, Ebro y Miño-Sil, «que ahora sí dicen cosas distintas», advirtió- van a tener la misma normativa e irán en la misma dirección.

Dicho esto y en aras al consenso, Barcones ofreció apoyar la PNL con una modificación en el tercer punto sobre la situación en las confederaciones del Ebro y del Miño-Sil -los populares aseguran que permiten la plantación de choperas en dominio público hidráulico con una distancia de cinco metros a la banda de vegetación natural próxima al cauce de aguas bajas-, posibilidad que rechazó el PP que mantuvo el texto inicial y acusó a los socialistas de tratar de confundir y querer llevar la prohibición a todas las cuencas.

«Estamos hartos de prohibir», sentenció la procuradora Mercedes Cófreces, que aclaró al PSOE que el PP no busca una confrontación directa con el Gobierno y sí defender los intereses de Castilla y León y de la Cuenca del Duero, en referencia al empleo, el desarrollo rural y a las políticas de fijación de población.

«Dejar hacer y no prohibir; fortalecer las iniciativas y aprovechamientos que hay», reivindicó Cófreces que aclaró a Barcones que el PP sí se ha leído los nuevos planes de la CHD y respondió a la socialista que en estos momentos se siguen plantando chopos en las zonas del cauce de la CHD.

«¿Por qué se movilizan? ¿Son tontos los alcaldes?», preguntó la procuradora popular en referencia a las movilizaciones por parte de la Plataforma ‘Más chopos’ de la que forman parte alcaldes socialistas.

En el caso de Ciudadanos, Alba Bermejo advirtió de las «nefastas consecuencias» de la «nueva ocurrencia» del Gobierno al que acusó de aplicar un «ecologismo de urbanitas de salón» que concibe el mundo rural como «un mero y simple paisaje de postal».