scorecardresearch

Un lento camino de flor en flor

Diego Izco
-

El sábado fue el Barça quien tuvo que escuchar lo de la «tremenda suerte» que tiene Xavi... y el domingo le tocó al Real Madrid. ¿Cuántos partidos como el de Cádiz necesita Simeone para cambiar su idea de juego?

El técnico culé, Xavi Hernández, durante el encuentro entre Villarreal y Barcelona - Foto: Doménech Castelló

Es imposible tener tanta suerte, pensó el madridista sobre el Barça viendo la tele el sábado, el mismo que al día siguiente encontraría el gol del empate en un tiro sin sentido de Militao desde 35 metros que se 'tragó' Bono, que vio cómo Ocampos estrellaba una pelota en la madera, que necesitó tres veces a Courtois en modo-ángel para asegurar la victoria y que sopló cuando el VAR no entró en un penalti de Alaba al propio Ocampos. Cuando todo eso sucedía el domingo, el culé estalló indignado: «Es imposible tener tanta suerte», olvidando los milagros del día del Espanyol, el cantadón de Seferovic (Benfica) a puerta vacía, el gol (1-2) de Memphis aprovechando un despeje suicida de Estupiñán y un resbalón de Albiol... y que sopló cuando el VAR no entró en un penalti por mano de Piqué. Como en el 'meme' de Spiderman señalando a Spiderman, son la misma cosa: a ambos les encanta minimizar las victorias del rival o acudir a la 'flor' ajena para justificarlas. 

 

Buen 'Atleti'

Hace tres jornadas, encima de este mismo párrafo también ponía «buen 'Atleti'». Acababa de ganarle 3-0 a Betis (uno de los equipos más en forma del campeonato). Un bloque atrevido, dinámico y dominante. Y entonces surgió la misma pregunta que surge ahora, después de otra goleada como la de Cádiz (1-4): ¿Por qué no intenta hacer 'esto' siempre? En medio, un 1-0 raquítico sobre Osasuna y un paupérrimo 0-1 ante el Milan por recular... pero también un 3-3 en Valencia (1-3 en el 90) que deshizo el azucarillo ofensivo de Simeone. Con la (tal vez) mejor plantilla de LaLiga, el Atlético no debería ocultar tanto el talento que posee. 

 

De errores

El resumen del 2-2 del viernes en San Mamés (Athletic-Granada) podría incluirlo YouTube en la categoría de 'Vídeos cómicos' o 'Grandes tragedias' o 'Misterios inexplicables'. Los cuatro goles del partido (especial mención al cuarto, del Granada en propia puerta) merecieron música de fanfarria y risas enlatadas. Casi es mejor seguir ofreciendo la imagen del 0-0...