Castil de Lences reorganiza su callejero y añade 6 vías

S.F.L.
-

Los cambios se deben a la dificultad que encontraban carteros y mensajeros en localizar las viviendas

Entre agua, naturaleza y clausura se encuentra Castil de Lences, un pueblo con personalidad propia. - Foto: S.F.L.

La pequeña localidad de Castil de Lences (pedanía de Poza de la Sal), ha realizado una modificación de su callejero y ha añadido seis vías nuevas, con el fin de evitar los problemas que han surgido los últimos años con carteros, empresas de mensajería o actuaciones de Iberdrola provocados por la mala rotulación de los inmuebles y calles en varios puntos del pueblo. Por ello, con la aprobación de vecinos y concejales en un pleno municipal, se ha llevado a cabo a la reorganización.
Según explica el alcalde Víctor Mendieta, «en algunas ocasiones no llegaban a tiempo notificaciones importantes así que, para solventar la situación, hemos ejecutado el cambio». Ningún vecino ha tenido que rehacer escrituras, ni inscripciones en el registro de la propiedad. Todos los documentos legales de cada vivienda siguen siendo válidos. La numeración de los inmuebles, que también se ha reestructurado, serán lícitos a efectos de Correos, Catastro, Censo e INE. 
El actual plano local cuenta con 18 calles, el antiguo tenía 12. «Algunos tramos de vías los hemos dividido para que resulte más sencilla la ubicación de cada vivienda», declara Mendieta. Las placas donde aparecen los nombres las ha esculpido en piedra un cantero de Salas de los Infantes siguiendo la estética de Castil. El Ayuntamiento recomienda a los vecinos que los números que cada uno instale en sus viviendas, sean de metal negro de piedra o imitación, con el fin de mantener la uniformidad del pueblo. 
Otra de las últimas actuaciones que se han efectuado ha sido la construcción de cuatro casetas de piedra de incendios con mangueras en su interior repartidas en distintos puntos del pueblo, para que en caso de que se produzca un pequeño incendio, los ciudadanos tengan a mano  material para intentar sofocar las llamas antes de que los bomberos acudiesen al suceso. No cabe duda que Castil de Lences es un lugar dentro de la comarca burebana que desprende un encanto especial, con sus calles tan limpias y acogedoras. El Consistorio se ha tomado muy enserio embellecer su casco histórico y promocionarlo. Para ello, en los últimos años se ha logrado pavimentar todas las travesías y varios caminos rurales; se ha añadido iluminación led y se han restaurado dos locales, uno como espacio para la Asociación Juvenil y el otro destinado a ludoteca, para que los niños dispongan de un espacio para jugar sobre todo en los meses de invierno. El próximo proyecto que el alcalde pretende realizar es la apertura de un hotel rural con servicio de bar y restaurante.