scorecardresearch

El día a día más difícil

N.M.J. (Ical)
-

La Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021 organiza la segunda edición del Encuentro de entidades de salud y discapacidad, que reúne en Burgos a 63 colectivos para visibilizar sus problemas cotidianos

El día a día más difícil - Foto: Luis López Araico

Un total de 63 entidades de salud y discapacidad se dieron cita hoy en la Plaza de Santa María de Burgos para participar en la segunda jornada del II Encuentro de entidades de salud y discapacidad, que organiza la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021, dentro de los actos de conmemoración de los 800 años que la seo burgalesa cumplirá en 2021. Se trata de un encuentro a través del cual las diferentes asociaciones buscan dar visibilidad a la situación que viven día a día las personas con discapacidad y concienciar a las instituciones acerca de sus derechos.

La jornada de hoy comenzó a las 11 horas, donde los asistentes pudieron participar en diferentes talleres que mostraron las posibilidades de las nuevas tecnologías como la aplicación para móviles 'Be muy eyes' para personas ciegas (ONCE), el dispositivo 'Eye Tracker', las aplicaciones Gestiac y Tempus, de gestión del tiempo para personas con TEA, o el videojuego 'El viaje de Elisa' para concienciar sobre el síndrome de Asperger (Autismo Burgos). 

Dentro de las carpas los visitantes pudieron conocer las dificultades diarias con las que se encuentran los usuarios de estas asociaciones, a través de tres circuitos. Por un lado el de accesibilidad de Fedisfibur, que contó con una pista de obstáculos por las que tenían que moverse en silla de ruedas; el circuito auditivo de Aransbur, qué consistió en interpretar una escena que se veía en una pantalla de un ordenador sin sonido; y por último un circuito visual de ONCE, donde los participantes con los ojos tapados debían valerse de un bastón para completarlo.

El acto institucional contó con la presencia de varias autoridades de la ciudad de Burgos entre ellos la vicealcaldesa, Nuria Barrio, el delegado territorial de la Junta, Roberto Sáiz,  representantes políticos de las distintas formaciones del Ayuntamiento, así como miembros de las distintas asociaciones de la provincia burgalesa.

Además, se procedió a la lectura de un manifiesto elaborado por las 63 entidades donde pidieron una mayor accesibilidad, derecho al trabajo y a la inclusión, así como una mayor participación de las organizaciones especializadas en discapacidad y salud. Posteriormente se llevó a cabo un acto donde las autoridades asistentes colocaron adornos navideños en un árbol a la vez que pedían una serie de propósitos en relación a este ámbito. Destacaron deseos como el derecho a la oportunidad, la plena inclusión en el empleo, la igualdad o la empatía.

Asimismo, desde las propias asociaciones se comprometieron a volver el próximo año y seguir trabajando para que haya una mayor visibilidad de las personas con discapacidad. Por su parte la vicealcaldesa del Ayuntamiento señaló que falta mucho por hacer y aseguro que desde las instituciones continuarán trabajando para mejorar el día a día de la vida de las personas que sufren alguna discapacidad.