El PP y Cs se oponen a liberar a Peña y a plenos bimestrales

S.F.L.
-
Ayer se celebró el primer Pleno Extraordinario de la legislatura, al que acudió un número considerable de ciudadanos. - Foto: S.F.L.

Arturo Pascual y María Guimarey creen que el alcalde socialista «ha comprado el voto» del edil de AB

Pasados 18 días de la constitución del nuevo Ayuntamiento de Briviesca, ayer se celebró el primer Pleno extraordinario de la legislatura. Los representantes de la oposición, Arturo Pascual (Partido Popular) y María Guimarey (Ciudadanos), se mostraron totalmente en contra de la liberación del primer teniente de alcalde, Marcos Peña (Asamblea Briviesca), responsable de la Concejalía de Hacienda; y también de la celebración de los plenos de manera bimestral en vez de cada mes, como se hizo durante los últimos cuatro años. Ambas formaciones votaron en contra de estos dos puntos del orden del día, que salieron adelante con los votos del PSOE y AB.
La idea de que los plenos se organicen cada dos meses no convenció a la oposición pues, según denunciaron, «ha sido una decisión impuesta por el equipo de gobierno» y no han tenido en cuenta su opinión. El popular Pascual consideró que esta medida se ha tomado para «evitar» que cada mensualidad se le pueda preguntar directamente al alcalde, Álvaro Morales, sobre los distintos asuntos que vayan surgiendo. «De esta manera se quita compromiso y problemas. Esta medida podría definirse como caciquismo o como miedo, dictadura  o incompetencia», declaró. 
Morales ha justificado en varias ocasiones esta periodicidad por el escaso contenido de algunas citas del anterior mandato. El diputado provincial Arturo Pascual lo consideró una «excusa» que refleja la ausencia de transparencia de la que tanto presumen». La portavoz de Cs justificó su voto porque el Pleno es el «único lugar donde tanto los políticos como los ciudadanos pueden aclarar las dudas». 
Otros de los temas que ha generado polémica desde que el PSOE y Asamblea Briviesca pactaran para gobernar en coalición es la liberación del primer teniente de alcalde, Marcos Peña, una idea que tanto a los miembros de la oposición, como a ciudadanos allí presentes no gustó. Pascual como Guimarey afirmaron que es una medida «inncesaria» para el Consistorio briviescano y que la carga de trabajo en el área de Hacienda «no será tan grande» cuando hace poco salió la plaza de interventor. Ambos representantes de la oposición pusieron en duda el motivo de la determinación de Morales. «O Álvaro no se siente capacitado de llevar él solo el Ayuntamiento o literalmente ha pagado por el sillón de Alcaldía», manifestó el edil popular, que añadió en tono jocoso que «si de verdad hay tanta carga de trabajo, ¿por qué no se ha ofrecido liberar a ningún concejal de la oposición?». Él mismo respondió que no lo hubieran aceptado.
Los dos miembros que componen Cs en el Ayuntamiento briviescano votaron en contra de las retribuciones que cada edil recibirá por cada asistencia a órganos colegiados. Guimarey, la portavoz de la formación aclaró que a pesar de que haya menos plenos (6 al año), multiplicándolo por 150 euros, «el total es de 900, mayor que hasta ahora, que cobraban 75 por cada uno y hubo un total de 10». También recordó a los allí presentes que tanto Morales como Peña «se olvidaron de añadir el 33% de la Seguridad Social a sus sueldos».
Para finalizar, se detalló el reparto de cada una de las competencias de los miembros de la Corporación y se nombró a los alcaldes de Quintanillabón y Cameno, que volverán a ser los mismos. Cuando concluyó el Pleno, el alcalde comunicó que el bloguero Abilio Estefanía será el pregonero de las fiestas patronales.