Mañueco e Igea cierran filas y destacan sus primeras medidas

David Alonso
-

Presidente y vicepresidente de la Junta se muestran satisfechos de los primeros cien días del Gobierno de coalición y reafirman su apuesta por «transformar el futuro de Castilla y León»

AlfonsoFernández Mañueco y Francisco Igea (d), durante su intervención ayer en Valladolid. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

El Ejecutivo autonómico ha impulsado durante sus primeros cien días de mandato 429 asuntos en el Consejo de Gobierno, movilizado 1.000 millones de euros, tramitado 13 leyes y puesto en marcha el 80 por ciento de las medidas suscritas en el pacto entre PP y Ciudadanos para la gobernabilidad de la Comunidad. El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y el vicepresidente, Francisco Igea, comparecieron ayer para analizar los primeros compases del Ejecutivo de coalición –que arrancó a mediados de julio–, que reiteraron será para «cuatro años». Ambos dirigentes cerraron filas tras las turbulencias de las últimas jornadas para defenderse de los ataques de la oposición y poner sobre la mesa los avances conseguidos en los primeros cien días.? Durante su comparecencia en la Sala de Mapas de la sede de Presidencia, Alfonso Fernández Mañueco primero, y Francisco Igea después, reforzaron su posición conjunta y destacaron que se trata de un gobierno «reforzado» que trabaja «a pleno rendimiento».
El líder autonómico fue el encargado de detallar las cifras del nuevo Ejecutivo: 13 leyes tramitadas, más de 400 asuntos tratados en el Consejo de Gobierno y 1.000 millones de euros movilizados. El presidente hizo mención a la «transparencia y la regeneración» como señas del Ejecutivo que preside, e  hizo especial hincapié en su voluntad de diálogo para reivindicar, en pleno proceso judicial con los sindicatos por sus confrontaciones por la situación de la función pública, el Diálogo Social «con más fuerza que nunca». Además, Fernández Mañueco quiso ratificar su compromiso con el diálogo civil, institucional y político. Momento, este último, que aprovechó para lanzar un dardo a la oposición socialista, tras lamentar que algunas fuerzas políticas de la Comunidad sean «incapaces» de llegar a un diálogo práctico, con el ejemplo del Pacto por la Sanidad que volvió a reclamar.
En materia de empleo, «una auténtica prioridad» para el Gobierno, avanzó que durante los próximos seis meses el Ejecutivo regional impulsará medidas laborales por valor de 100 millones de euros y que tendrán un especial impacto en algo más de 60.000 castellanos y leoneses. «Buscamos ofrecer certidumbre y confianza», expuso Mañueco, que también englobó dentro de este apartado otras políticas como la Formación Profesional Dual o el Acuerdo Marco de Servicios Sociales.
Durante el repaso, recordó que este curso 75.000 alumnos han tenido libros de texto gratis, la rebaja de tasas universitarias y la mejora de prestaciones a la dependencia, donde recordó que el objetivo es mejorar los criterios de cálculo y bajar el plazo de reconocimiento hasta los tres meses en 2020. Mañueco también valoró la nueva cartera de servicios de Atención Primaria las 710 plazas de médicos de familia ofertadas y el impulso de las infraestructuras hospitalarias. Finalmente, ratificó el compromiso de la Junta con el mundo rural con medidas como el mantenimiento de escuelas con cuatro, «o incluso, tres alumnos», o la aplicación de medidas de «discriminación positiva» al medio rural en las nuevas ayudas para las familias, y la primera convocatoria para llevar internet a todos los pueblos.
Proyección de futuro

«Sobre las bases del presente queremos proyectarnos hacia un futuro mejor para Castilla y León», expuso Mañueco, que insistió en que la Junta trabaja bajo el prisma de la «moderación, centralidad y libertad». Tres cualidades que, sostuvo, comparten las dos formaciones que integran el Gobierno de coalición regional, «lo que ha facilitado mucho la unidad de acción». 
Escoltados por altos cargos del presidente y de la Consejería de Transparencia, Mañueco sostuvo que la Junta mantiene su apuesta por el «autonomismo útil» y la «solidaridad» entre las regiones. Tras esto, aprovechó para enviar un mensaje al presidente en funciones delGobierno, Pedro Sánchez, al que recordó que la situación de interinidad del Ejecutivo nacional ha impedido tratar temas «importantes» para la Comunidad como la financiación autonómica, las infraestructuras o los servicios sociales.
Experiencia «muy positiva»

El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Francisco Igea, empezó su intervención agradeciendo el «compañerismo y lealtad» del Consejo de Gobierno y sostuvo que estos 100 días han servido para «mostrar las virtudes de un Ejecutivo de coalición». Su diagnóstico de los primeros compases de la Junta, Igea hizo mención expresa al inicio de la tramitación de la ley de derechos y garantías al final de la vida. «Seguimos llamando y tendiendo la mano a todas las fuerzas para sumarse al Pacto autonómico por la Sanidad», apuntó Igea, que recordó que ya cuenta con más de 70 medidas suscritas.
Además, expuso otras acciones impulsadas como la eliminación de los aforamientos –asunto que está enquistado en las Cortes ante las exigencias del PSOE–; la creación de una agencia contra el fraude y la corrupción; o el acuerdo con la Airef para auditar las medidas del Gobierno. «Muchas medidas ideadas para poner verdad, transparencia y libertad en las instituciones», sostuvo el vicepresidente, que se mostró seguro que la acción de la Junta «servirá para cambiar la vida de los castellanos y leoneses».