El comercio del centro extiende el apagón protesta a febrero

B.G.R.
-
El comercio del centro extiende el apagón protesta a febrero - Foto: Alberto Rodrigo

La asociación del casco histórico espera la adhesión del resto de agrupaciones y pide al Ayuntamiento que regule los mercadillos

La junta directiva de la asociación Centro Burgos, que aglutina a comerciantes del casco histórico y la zona sur, acordó ayer ampliar el apagón de escaparates que llevan realizando desde el pasado día 12 a todos los fines de semana de febrero. Así, las tiendas se quedarán a oscuras desde la hora de cierre del sábado hasta que abran el lunes con el fin de poner en valor el sector y reivindicar medidas de apoyo a las administraciones públicas.
El presidente de la entidad, Raúl Martínez, explica que el motivo por el que se ha decidido ampliar la acción de protesta radica en el hecho de que esta no ha tenido aún la repercusión suficiente y no ha llegado a todos los empresarios. No obstante, subraya que la agrupación está recibiendo cada vez más adhesiones procedentes de negocios de otras zonas de la ciudad como la avenida del Cid, Cantabria, la Paz, Reyes Católicos o Calzadas.
De hecho, Martínez confía en que los apagones de febrero sean también secundados por otras asociaciones del sector, tal y como ha ocurrido con los de enero, a los que se han sumado los establecimientos de Gamonal a través de su agrupación Zona G, así como la Federación de Empresarios de Comercio (FEC) y la Cámara de Comercio. «Cuanta más visibilidad haya mejor porque las reivindicaciones nos afectan a todos», manifiesta.
El responsable de Centro Burgos considera que se trata de una «batalla» de los negocios de proximidad, que «necesitan una regulación específica para que esto no sea una selva». Espera que tras la decisión de extender la acción durante el mes de febrero «alguien tome el testigo de nuestras reclamaciones». En este sentido alude en primer lugar a la Junta de Castilla y León, que es la que tiene la competencia en la materia, así como al compromiso que ha adquirido esta semana el Ayuntamiento de trasladar sus demandas tanto a la administración autonómica como a la nacional.
prioridades. Como medidas más urgentes, Martínez apunta a la regularización del periodo de rebajas, que fue liberalizado en 2013 por el Gobierno central a consecuencia de la crisis pero que desde entonces los comerciantes aseguran que ha perdido su sentido porque hay descuentos y ofertas durante todo el año. También alude a la necesidad de regular el comercio electrónico para que «paguemos los mismos impuestos», exigencia que lleva también a los mercadillos ambulantes que se celebran en la ciudad y que son competencia municipal. «Las reglas tienen que ser iguales para todos», sostiene.
Martínez avanza la intención de la entidad de que el apagón de escaparates, que realizó inicialmente Zona G el pasado 28 de diciembre,   se expanda más allá de la provincia de Burgos. En este sentido, asegura que se trasladará a los directivos de las asociaciones de centros comerciales abiertos del país que acudirán a la reunión nacional que se celebrará en Bilbao el próximo mes. El objetivo es «hacernos oír para que se sumen a la campaña».

 

DESDE HOY HASTA EL LUNES

Este fin de semana se unen a Centro Burgos, Zona Sur y Gamonal comerciantes de otras zonas de la ciudad, como la avenida de Cantabria, Calzadas, Bernardas... que permanecerán apagados hasta el lunes cuando vuelvan a abrir.