El Burgos CF negociará fichas a la baja

J.C.M.
-

El Burgos CF hablará con los jugadores que tienen contrato para la próxima temporada e interesa su continuidad y se les pedirá una reducción salarial

De izquierda a derecha, Franco Caselli, Michu y Antonio Caselli. - Foto: Jesús J. Matías

La crisis por la pandemia del coronavirus va a cambiar radicalmente el panorama del fútbol español para la próxima temporada, sobre todo en categorías como la Segunda División B. Los contratos irán a la baja y el caso del Burgos CF no será una excepción. El mayor problema del club burgalés es que tiene hasta 16 jugadores con contrato en vigor para la campaña 2020-2021 y en la mayoría de los casos con sueldos muy altos. Por ese motivo, en las negociaciones que llevará a cabo el director deportivo, Michu, una de las consignas será negociar una sensible baja en los salarios de los jugadores con los que el club quiere seguir contando. En otros casos intentará, sencillamente, la rescisión de esos contratos, ya que no entrarán en los planes deportivos ni del propio director deportivo ni del entrenador, José María Salmerón. 

La reducción de los presupuestos en Segunda B será en muchos casos radical. El Burgos CF presentó unas cuentas con unos 4 millones en gastos, la mayoría de ellos destinados a pagar las nóminas de la primera plantilla, tanto jugadores como cuadro técnico. Para la próxima campaña, llena de incertidumbres, Antonio Caselli ya anunció su intención de hacer un proyecto ambicioso y con el ascenso a Segunda como objetivo. Pero no significa que vaya a repetir los mismos errores que en la planificación de esta temporada, firmando contratos de larga duración y con sueldos muy por encima de la realidad de la categoría. El Burgos CF bajará su presupuesto y los jugadores que interesen para el próximo proyecto deberán rebajar su salario si quieren seguir en el club. Hay que recordar que en la plantilla hay salarios que en muchos casos superan de largo a muchos de Segunda División y esos gastos serán impensables para la próxima campaña, en la que se reducirán de forma muy preocupante los ingresos. 

La plantilla. Tanto Michu como José María Salmerón, que tiene un año más de contrato junto a sus ayudantes, ya están planificando la próxima temporada. A ellos les toca decidir qué futbolistas interesan y cuáles no, independientemente de si tienen un año más de contrato.

La situación es que ahora mismo hay 16 futbolistas que tienen firmado un año o más en el Burgos CF. Se trata de los porteros Pedro López y Jorge Palatsi (la idea es que solo siga el primero); los defensas Aitor Córdoba, Eneko Undabarrena y Ryan Leak (seguirán los dos primeros); Albistegui y Goti (regresan tras su cesión y no interesa su continuidad), Leo Pisculichi (tiene el salario más alto de toda la plantilla y se negociaría su marcha del equipo y su regreso a Argentina), Borja Sánchez, Raúl Sánchez (acaba su cesión), Carlos Indiano (tampoco entraría en los planes de los responsables deportivos) y Matías Rosales; y los delanteros Roberto Alarcón, Juanma García, Marcelo dos Santos, Diosbert (se le podría buscar una salida como cedido) y Toché (también tiene un salario muy elevado y se negociaría su salida del equipo).

Acaban contrato Andrés González, Julio Rico, Pere Martínez, Rubén Lobato, Galder Cerrajería y Miki Muñoz. 

[Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de este martes]