scorecardresearch

La oposición afea la falta de consenso del Plan de Movilidad

C.M.
-

Lamentan que el bipartito no haya contado con los grupos municipales ni con los distritos ni con las asociaciones del sector. El concejal Leví Moreno defiende el documento

El Plan plantea la posibilidad de giros a la izquierda en el bulevar aunque el bipartito tiene previsto hacer una prueba piloto en la calle Madrid. - Foto: Alberto Rodrigo

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), el documento de más de 400 páginas que diseña la hoja de ruta en este ámbito en la ciudad, se aprobará este jueves en la Junta de Gobierno Local, y a partir de ahí se abrirá un periodo de exposición pública de 30 días para presentar alegaciones. La oposición ya ha anunciado que así lo hará al considerar que tiene «más luces que sombras», que es muy «genérico» y en algunos aspectos contradice las decisiones que se están tomando en la actualidad como en el caso de los carriles bici por las aceras y no hay consenso con el resto de grupos municipales.

Desde las filas del PP, el concejal Jorge Berzosa lamenta que el PMUS se apruebe sin haber «testado la opinión del Consejo Sectorial de Movilidad, ni de los grupos políticos ni de la Mesa de Movilidad. También afea que tampoco se haya traslado a los distritos a pesar de que se verán afectados por su contenido. «No han dado participación a nadie para aprobarlo», señaló. 

Jorge Berzosa añadió que el documento se ha realizado sin saber los cambios en la movilidad que ha traído la pandemia como el aumento del uso de la bicicleta, algo que se podía haber conocido con la realización de encuestas. «Este documento tiene propuestas que el PSOE ha rechazado como los giros a la derecha en el bulevar o la bonificación de la ORA a vehículos de bajas emisiones cuando en la Ordenanza de Movilidad se quitó». 

El Grupo Municipal de Vox, por boca de su concejal Fernando Martínez-Acitores, considera que el documento es un «trágala» al no haber habido consenso a la hora de su redacción. «En algo tan importante como el Burgos Central o la zona de bajas emisiones se ha consensuado nada. Ni el concejal de Movilidad, Levi Moreno, ni los técnicos redactores del Plan dan la impresión de creerse este documento», señaló, al tiempo que calificó de «excesiva» la regulación de la movilidad en la ciudad. 

Para Podemos, el documento es «muy genérico» y no hace «demasiadas propuestas». El consejero vecino Héctor García se muestra contrario al giro a la izquierda en el bulevar a la altura de la calle Madrid al considerar que será «perjudicial para los peatones y el tráfico rodado perderá agilidad», así como la posibilidad de que los coches puedan ocupar parte del carril bus del bulevar unos metros antes de una intersección para poder girar a la derecha. 

Por su parte, el concejal de Movilidad, Leví Moreno, defendió el PMUS al considerar que recoge las modificaciones recientes de la Ordenanza de Movilidad como la regulación de la velocidad a 30 kilómetros a la hora, el cambio de tarjetas de autobús o novedades como la zonas de bajas emisiones que será obligatoria en 2023. «La movilidad urbana ha cambiado de forma importante durante los últimos años en la ciudad de Burgos, con un nuevo Hospital o la construcción del bulevar por lo que es preciso disponer de un documento que diseñara una estrategia común para abordar todos estos cambios y tener las ideas claras para que Burgos sea una ciudad mejor».