Vecinos de Pedrosa exigen «multas importantes» y vigilancia

A.C.
-

Algunos aseguran haber visto a niños de 8 años lanzarse desde el Peñón, donde ayer falleció un joven de 20 años. Cada temporada de baño hay heridos

Vecinos de Pedrosa exigen «multas importantes» y vigilancia - Foto: Ana Castellanos DB

La noticia del fallecimiento de un joven en la cascada corrió como la pólvora por Las Merindades. Los vecinos de Pedrosa, muchos molestos por no poder tomar el atajo por la orilla del río que lleva al otro extremo del pueblo y a La Orden, al estar toda la zona acordonada, realizaban comentarios y lamentaban lo ocurrido. El sentir general de todos era la necesidad de tomar medidas para evitar que los jóvenes se lancen desde lo alto de la cascada.

Algunos aseguraban que incluso se han lanzado al vacío desde los 12 metros de altura de la cascada niños de 8 años. Aunque lo habitual es que los más intrépidos sean adolescentes o jóvenes de sexo masculino, mientras que chicas también empiezan a atreverse cada vez más.
Las zambullidas desde la cascada son constantes, apenas transcurren minutos entre una y otra. Los bañistas suelen dejar libre la parte de la poza donde caen los saltadores. Es habitual ver a los grupos de chavales en lo alto preparados para lanzarse, a pesar de que desde el verano del pasado año dos paneles instalados por el Ayuntamiento del Valle de Tobalina indican la prohibición de tirarse al agua. En la tarde de ayer, el primer teniente de alcalde, Alberto Fernández Vadillo, quien se acercó a Pedrosa al estar de vacaciones la alcaldesa, Raquel González, avanzaba que «habrá que aprobar una normativa severa con multas importantes». En esta postura coincidían casi todos los vecinos y veraneantes de Pedrosa, para quienes las sanciones serían la forma más rápida de disuadir a los jóvenes de lanzarse al agua desde la cascada. La cuestión estriba en la necesidad de que haya vigilancia para que se impongan esas multas. Los vecinos opinaban que una mayor presencia de la Guardia Civil en la zona para poner esas sanciones sería una solución. Un vigilante o un socorrista eran otras de las figuras que se plantearon. El sentir general era no puede volver a repetir un hecho similar. Había quienes hablaban incluso de una medida tan drástica como vallar el acceso, aunque sería muy difícil, porque hay varias formas de llegar a la roca del Peñón.

Los accidentes se multiplican. El viernes por la mañana una joven que se resbaló desde la roca y cayó al agua tuvo que ser atendida por los servicios médicos del Centro de Salud del Valle de Tobalina y trasladada en ambulancia a un hospital. Muchos recordaban también como hace más de una década, una joven quedó tetrapléjica tras lanzarse al agua, y como en agosto del pasado año un hombre de 45 años se llevó también un buen susto tras lanzarse del Peñón y resultar herido.
El pasado 1 de junio, un motorista de 48 años falleció mientras se daba un baño, tras sufrir una indisposición.


Las más vistas