El virus cancela más de 1.300 eventos y cuestiona los aforos

G. ARCE
-

Después de 3 meses sin actividad y 14 congresos cancelados, el Fórum Evolución acogerá a mediados de septiembre la primera cita profesional nacional tras el estado de alarma. Espera a 800 asistentes

Imagen de archivo de las colas (sin distancias sanitarias) que se formaban a la entrada del Fórum Evolución para asistir a algún evento multitudinario. - Foto: Luis López Araico

La crisis sanitaria del coronavirus ha borrado del mapa -al menos, hasta septiembre- cualquier reunión de personas en un mismo espacio, desde un pequeño taller de manualidades, pasando por una obra teatral o una conferencia magistral, hasta el concierto del artista del momento o un congreso nacional médico. Son miles de citas suspendidas en Burgos en apenas mes y medio de pandemia y, de fondo, el cuestionamiento de una manera de vivir en comunidad la cultura, la educación, el arte o el conocimiento que moviliza una gran cantidad de recursos económicos y empleos.

El impacto es extraordinario, y mucho más si se añaden los eventos deportivos, que no es el caso. Tomando solo como referencia a cuatro de las instituciones más dinamizadoras de la vida social en Burgos -Fórum Evolución, MEH, Teatro Principal y Fundación Caja de Burgos-, el número de citas canceladas o aplazadas desde mediados de marzo se eleva a más de 1.300 en conjunto y el impacto en público potencial es superior a los 200.000 espectadores. 

El cálculo no es sencillo, pues cada día hay varios actos programados en la ciudad y los aforos -tan importantes ahora ante el riesgo de contagio- son muy variables.

En el Fórum Evolución trabajan ahora en las labores de mantenimiento del complejo para reiniciar la temporada de congresos a mediados de septiembre, si la situación sanitaria lo permite. Entre los días 16 y 18 está previsto el Congreso Nacional de Contracepción que, sobre el papel, prevé reunir a 800 especialistas. Los días 21 y 22, se celebrará el Congreso Nacional de Universidades y Educación Inclusiva, que citará a 500 personas en la ciudad. A final de mes, del 24 al 28, se desarrollará el Dance World Cup Spain, un evento con nada más y nada menos que 6.000 asistentes, lo que pondrá a prueba la solidez de la recuperación sanitaria. 

Estas citas son un motivo de esperanza tras la paralización de toda la actividad del palacio de congresos de la ciudad hasta el 3 de septiembre, lo mismo que ha ocurrido en el resto de las capitales. En Burgos se han suspendido 50 actividades desde principios de marzo, 37 de ellas congresuales (convenciones, entrega de premios, galas, ruedas de prensa, eventos de catering, etc.). De estas últimas, 15 se han aplazado y 22 se han cancelado. Hay otras 13 actividades culturales afectadas, 3 aplazadas y el resto canceladas.

Este año había confirmada la celebración de 14 congresos en el Fórum, de los que 12 se han aplazado (los primeros en celebrarse serán los tres de septiembre) y 2 han sido cancelados, el nacional de Retina y Vítreo (uno de los primeros suspendidos en España antes de desatarse la crisis sanitaria y con 1.000 asistentes) y el Burgos Salsón (con 950).

Aforos. Las medidas de desescalada anunciadas por el Gobierno permitirán el funcionamiento de los auditorios en al Fase 2, desde el 25 de mayo, con la butaca preasignada y solo un tercio de su aforo. En la Fase 3, a partir del 8 de junio, pueden llegar la mitad del aforo.  

Estas limitaciones han caído como un «jarro de agua fría» entre los promotores culturales. «Con un tercio o con la mitad del aforo permitido las compañías promotoras entran en pérdidas, no amortizan el caché de los artistas, por lo que ya se están posponiendo giras para el año 2021», resume Juan José Pastor, gerente del Fórum. 

A esta limitación se añade que, si bien el porcentaje de devolución de entradas de eventos reprogramados está entre el 7% y el 10%, «no hay venta alguna en los nuevos eventos anunciados desde septiembre hasta final de año». No hay confianza en su celebración y el espectador prefiere esperar y no arriesgar su dinero.

La situación es muy similar en el Teatro Principal, gestionado por el Instituto Municipal de Cultura en colaboración con la Junta de Castilla y León. Son 120.000 euros los gastos previstos en caché de las todas actividades suspendidas desde el 14 de marzo hasta mayo. 

En total, han sido 21 espectáculos (teatro, flamenco, conciertos, danza…), además del Festival Internacional de Títeres Titirimundi. La limitación de aforos y la situación de las compañías artísticas se plantean como los principales problemas para los próximos meses.

MEH. El Museo de la Evolución Humana, dependiente de la Junta de Castilla y León, se ha visto obligado a cancelar la realización de 142 actividades desde que cerrara al público, el pasado 12 de marzo, en cumplimiento del decreto de alarma nacional. Desde esa fecha y hasta el 31 de mayo, el Museo ha cancelado un total de 18 charlas, 12 conciertos, 9 presentaciones literarias, 6 encuentros gastronómicos, 5 actuaciones teatrales o de danza, 5 visitas al Cenieh, 2 proyecciones de cine, 2 actividades diseñadas para colegios, 1 encuentro sobre ajedrez y el Desafío Asti-Robotics. 

En total, 61 actividades, a las hay que sumar la suspensión de 81 sesiones de talleres para niños y niñas y para adultos.

Los aforos del MEH van desde las 15 personas de los talleres a las 250 que entran en el salón de actos, lo que implica varios miles de espectadores y visitantes.

Se han suspendido los conciertos del ciclo ‘Jueves Acústicos del MEH’, ciclo que es ya toda una referencia dentro de las citas musicales de la región, así como los ciclos ‘El ritmo del Garaje’ y ‘Maestros en Jam’. Asimismo, iba a realizar dentro de su programación febrero-mayo diferentes encuentros sobre alimentación y talleres de cocina en familia con destacados divulgadores y expertos.

Caja de Burgos. La Fundación Caja de Burgos, la mayor promotora cultural y educativa de la ciudad, ilustra el crudo panorama de la situación creada por la pandemia y el encaje de bolillos que ha sido necesario para aplazar y reprogramar el mayor número de eventos. 

Tenía programadas cerca de 1.131 actividades en sus centros entre marzo, abril y mayo, de las cuáles ha cancelado 867 y ha aplazado 264. 
De entrada, de su programación cultural se han caído 41 espectáculos (11 de ellos en colaboración con la UBU) con un aforo total de 27.338 butacas. Hasta la fecha, ha logrado reprogramar 20. En este capítulo suma la pérdida de visitas y actividades en el CAB y Cultural Cordón (con un impacto estimado de 36.800 asistentes). 

También se ha cancelado Culturapia (980 personas) y las citas culturales del programa Educa (4.950 escolares).

Los espectáculos y actividades de terceros que tienen lugar en los recintos y auditorios de la Fundación suponen 18.500 impactos (espectadores) más.

Se han cancelado 8 citas en el ámbito empresarial (2.700 asistentes), las jornadas 'Ciencia entre fogones' de marzo, abril y mayo (120), el Planea Talkworking de Burgos y el de Aranda (150) y la Jornada de Animación al Emprendimiento de Burgos (200) Las ferias Planea de Burgos y de Aranda no se van a poder desarrollar presencialmente (2.000).

Foro Solidario, Aulas de Medio Ambiente, Interclubes y Clubes Recrea suman en conjunto 859 actividades canceladas y 72 aplazadas a fechas del último trimestre.  

Algunas actividades como ‘Días sin cole’ o las del programa Educa (dirigidas a escolares) ya no podrán recuperarse y, además, habrá otras que por cuestión de fechas (celebración de días internacionales…) ya no tienen sentido.