Las señales de los ejes ciclistas al HUBU costarán 80.000€

C.M.
-

Al tratarse de un contrato de emergencia por la covid-19 debe ser reversible, de modo que la pintura no será de la misma calidad que si fuese definitiva

Ciclista por la acera en la intersección de las avenidas del Cid y Cantabria. - Foto: Valdivielso

La movilidad en la ciudad como consecuencia del coronavirus está cambiando a marchas forzadas sin que el Ayuntamiento pueda hacer una planificación a medio plazo debido a lo volátil de la situación. Existe un acuerdo con los colectivos ciclistas para la creación de dos ejes que faciliten que los usuarios de bicicletas puedan cruzar la ciudad entre el Hospital Universitario (HUBU) y el centro pero la administración es lenta y pasarán varias semanas hasta que esto sea una realidad, que además no será definitiva sino provisional.

El área de Tráfico y Vías Públicas prepara el contrato que permita colocar las señales en el suelo (pintura) y verticales que delimiten el recorrido mediante un procedimiento de ‘emergencia’, es decir, asociado a la situación derivada de la covid-19 que obliga a mantener las distancias de seguridad y primar modos de transporte más seguro. El problema es que las medidas que se pueden acoger a este tipo de contratos deben ser provisionales, de modo que cuando el motivo desaparezca también lo harían estas señales. «Se estuvo discutiendo de si poner señales provisionales atadas al mobiliario urbano o los semáforos pero no se cumpliría con la normativa vial, que obliga a ponerlas al principio de la calle. Y si se pone en un semáforo igual está a diez metros y puede haber accidentes», reconoció el concejal de Vías Públicas y Obras, Adolfo Díez.De este modo, la señalización será fija y tendrá un coste total para los dos ejes de 80.000 euros, de las que dos terceras partes serán para la señalización horizontal y la otra para la vertical. La pintura no será de la misma calidad que la fija. Estará compuesta por una marca vial con el 30 reglamentario, el anagrama de la bicicleta y los galones.

En los semáforos se establecerá un área de preferencia para que salgan antes los ciclistas. Uno de los ejes discurriría por la calle Vitoria hasta desembocar en la plaza del Cid y la otra partiría de la calle San Pablo para cruzar el río hacia la calle Santander, Avenida del Cid, glorieta Luis Borges y calle Pozanos.