Barbero: "Toca llegar lo mejor posible a la primera carrera"

R. MENA
-

El ciclista burgalés correrá por primera vez en un equipo extranjero. Debutará el 4 de febrero en el Tour de Arabia Saudí. Sus dos primeras grandes citas serán dos vueltas por etapas pertenecientes al World Tour, la París-Niza y la Volta a Catalunya

Carlos Barbero está concentrado desde el pasado jueves en Denia, donde permanecerá hasta el próximo martes. - Foto: Jesús J. Matías

Carlos Barbero ya tiene ganas de colgarse un dorsal y sentir ese subidón de adrenalina que solo se experimenta en las llegadas. Ha cambiado de piel y después de desarrollar toda su carrera en equipos españoles ha apostado por el NTT Pro Cycling, con sede en Sudáfrica y una Torre de Babel como plantilla en la que cohabitan corredores de 14 nacionalidades distintas. Está en pleno periodo de adaptación al nuevo colectivo, aunque asegura que la esencia es la misma. "Al final está todo inventado y ahora lo que toca es entrenar para llegar lo mejor posible a la primera carrera. Eso sucede todos los años estés donde estés", explica.
Ha notado el cambio de filosofía, las diferencias culturales con respecto a los equipos patrios, aunque insiste en que el objetivo se mantiene: "Quiero estar adelante desde el principio y ayudar en lo que se me necesite. Es importante que el equipo esté contento con tu labor y habrá días que tocará disputar y otros que no", responde.
En diciembre vivió la primera concentración con su nueva escuadra y la gran diferencia fue el idioma. "En años anteriores se hablaba en español y los que se adaptaban eran los extranjeros. Ahora el que se tiene que aclimatar a las nuevas circunstancias soy yo", declara. Se maneja con el inglés, aunque reconoce que hay ciertos acentos que le cuesta más comprender.
La pretemporada ha transcurrido sin sobresaltos, "sin contratiempos, que es lo que se busca a estas alturas de la campaña". Ha podido completar el plan de trabajo sin problemas, por lo que confía en llegar en perfectas condiciones a las carreras que abrirán su calendario.
Sus primeras pedaladas en competición serán en Asia, concretamente en el Tour de Arabia Saudí, una carrera que ha florecido de la mano de ASO y que celebrará su primera edición el próximo mes de febrero. El ciclismo sucumbe cada vez con mayor frecuencia al poder de los petrodólares.
El objetivo del castellano es mostrar ya en esa primera carrera un buen nivel. Tendrá oportunidad de meterse en varias llegadas, aunque todo apunta que algunos de los llegadores con más renombre y potencia estarán en la prueba saudí, lo que complicará el lucimiento del burgalés. Se disputará del 4 al 8 de febrero.
En el mismo mes estará presente en dos carreras de un día que se celebrarán en Francia. El 29 disputará la Faun Ardeche Classic, mientras que al día siguiente (será ya el 1 de marzo) será uno de los integrantes de la Bernard Drome Classic.

Primera cita World Tour. Será en el mes de marzo cuando al corredor burgalés le lleguen las carreras más exigentes del inicio del calendario. Del 8 al 15 estará presente en la París-Niza, prueba que ya conoce de su etapa con el Movistar. Supondrá su primera prueba en la máxima categoría. Tendrá sus oportunidades, aunque el trabajo de equipo puede convertirse en otras de sus labores. Posteriormente también tomará parte en la Volta a Catalunya, que también ha disputado, aunque fue en la campaña 2016 con el Caja Rural.
No estará en la Milán-San Remo, ya que está muy cerca de la Volta, mientras que su presencia en las clásicas del pavé será menor que en anteriores años con Movistar. "El equipo cuenta con especialistas para este tipo de carreras, por lo que es complicado hacerse con un hueco", explica.

Nueva concentración. El burgalés se encuentra en Denia con la mayoría de los integrantes del NTT -una parte del equipo se encuentra ya en tierras australianas-. Está desde el pasado jueves en la localidad alicantina, donde permanecerá hasta el próximo martes 21 de enero. Poco después deberá poner rumbo a Arabia Saudí.