Rivales en Las Gaunas

A.I.A.
-

Los entrenadores José María Salmerón y Sergio Rodríguez coincidieron en el Alavés en 2007-08

José María Salmerón, entrenador del Burgos. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Coincidieron en el Deportivo Alavés de Segunda División hace nueve años (2007-08) y el domingo se reencontrarán, dirigiendo equipos diferentes y peleando por intereses opuestos. José María Salmerón, en su dilatada experiencia, pasó por el banquillo del equipo vitoriano siendo jugador Sergio Rodríguez. Se conocen, se respetan y ambos se rinden elogios. 
La dinámica en la que está inmerso el Burgos es muy positiva. Está creciendo en el juego y cosechando buenos resultados. Triunfos que han cambiado la cara de los jugadores y les aporta confianza. Una situación muy diferente a la de hace escaso tiempo.
José María Salmerón está contento con el trabajo de sus jugadores pero advierte que no ha adquirido el máximo nivel «Queda mucho porcentaje de lo que yo quiero. Tenemos que mejorar tanto a nivel individual como en determinadas fases del juego. Mi deseo es controlar los partidos y eso no lo hemos conseguido», confiesa.
Rivales en Las GaunasRivales en Las GaunasVisión totalmente diferente de la que mantiene Sergio Rodríguez. El entrenador del Logroñés destaca el cambio que se ha producido en el equipo castellano tras la llegada del técnico andaluz. «Le he visto mucho y la transformación es radical. En los dos últimos partidos ha estado jugando con una defensa de cinco; vamos a ver con qué se presenta en Las Gaunas. El Burgos se ha reforzado defensivamente. Ha ganado solidez en todas las líneas y cualquiera es capaz de hacerte gol. Es un equipo que no tiene excesivos defectos y que sabe cómo hacer daño al rival», detalla.
Por su parte, el mister del Burgos revela que el duelo de mañana, domingo, ante el Logroñés representa una buena oportunidad para seguir sumando, pero advierte de que es un equipo complicado. «Es un bloque compensado; que defiende bien y no solo atrás. Ofensivamente se maneja muy bien en el uno contra uno. Tiene jugadores determinantes y en cualquier despiste te hacen gol», afirma.