Los estudiantes ribereños en la UBU se reducen un 23%

Adrián del Campo
-

Los alumnos de la comarca han pasado a representar el 3,6% de la matrícula total. En la Universidad de Burgos vinculan la pérdida de jóvenes con el descenso demográfico y el envejecimiento poblacional

Estudiantes de la Universidad de Burgos. - Foto: Alberto Rodrigo

El número de estudiantes procedentes de Aranda y de la zona de Roa matriculados en la Universidad de Burgos (UBU) se ha reducido un 23% en los últimos cuatro años (de los que hay datos cerrados). Si en 2015 la institución académica contaba con 344 ribereños matriculados (entre grado y máster), en 2016 la cifra cayó hasta los 307, en 2017, hasta los 270, y en 2018, hasta los 265. Desde el Vicerrectorado de Estudiantes sostienen que «el descenso se debe básicamente a la pérdida generalizada de población y al descenso demográfico tan grande que sufre la provincia. La edad media está en torno a los 45 años, sólo una de cada nueve personas es joven, tendencia demográfica que se incrementa aun más en los entornos rurales».

En la UBU no son críticos con la pérdida de alumnos ribereños en sus clases y explican que, si se tiene en cuenta la evolución poblacional, los 265 matriculados de la comarca con los que contaron en 2018 suponen «un número casi sostenido en el tiempo a pesar del descenso demográfico». «En los últimos cuatro años, 1.177 estudiantes ribereños han confiado su futuro de grado, máster o doctorado a la Universidad de Burgos», destacan desde el Vicerrectorado.

Al comparar el número de alumnos de la comarca con el de estudiantes totales de la UBU, se observa que la pérdida es menos acusada que en términos absolutos. De este modo, si en 2016 los ribereños representaban el 4,3% de los 7.169 matriculados entre grados y másteres, en 2017 pasaron a ser el 3,7% de los 7.375 estudiantes totales y en 2018 el 3,6% de un global de 7.301 universitarios. 

Respecto a estudios, la mayor presencia de arandinos y raudenses se encuentra en la carrera de Educación Primaria, con 114 matrículas en los últimos cuatro años. Le siguen Educación Infantil, con 94 alumnos, Ciencia y Tecnología de los Alimentos, con 66, e Ingeniería Informática, con 64. Por el contrario, los grados menos seguidos son el conjunto de Ingeniería Civil y Arquitectura Técnica, e Ingeniería de Caminos, ambos con un solo alumno de la Ribera cada uno. A continuación aparece con solo dos matriculados el doble grado de Ingeniería Mecánica, Electrónica, Industrial y Automática. Por áreas de conocimiento, las ciencias sociales y jurídicas son las que más ribereños atraen, con 588 registros desde 2015. Le siguen las ingenierías y estudios de arquitectura, con 249. Esto se debe a que «engloban la mayor parte de titulaciones de las 25 que ofrece la UBU».

La vicerrectora de Estudiantes, Verónica Calderón, destaca que «la Universidad de Burgos está muy presente en la zona de la Ribera, por ejemplo en la Feria anual de Orientación Universitaria de Aranda, donde cada año unos 350 jóvenes participan. Y en el ámbito docente, la UBU imparte el Máster Universitario en Cultura del Vino: Enoturismo en la Cuenca del Duero». Además organiza el Programa Interuniversitario de la Experiencia o los Cursos de Verano.