Más excusas da la pandemia

P.C.P
-

Las mejoras de 2019 en varios viales acumulan meses de retraso y el contrato para 2020 está paralizado por la crisis

Los ciclistas frecuentan la BU-V-8002, que ya tenía que estar arreglada entre el cruce de Bujedo y Palazuelos. - Foto: Jesús J. Matías

Más cornás da el hambre, aunque la pandemia como excusa va camino de igualar a este famoso dicho del torero Manuel García, el Espartero. Solo falta saber si se prolongará durante tantos años como la ‘disponibilidad presupuestaria’ que llenó cientos de páginas como justificación para la no ejecución de inversiones de administraciones de todos los colores durante la crisis originada en 2008.
Empieza a cundir el (mal) ejemplo. Comenzó el Ministerio de Fomento al ser interpelado en las Cortes Generales por los tramos de la autovía A-11 que atraviesan Burgos y ahora se apunta la Diputación con las inversiones pendientes de ejecutar en carreteras de su titularidad. La crisis sanitaria no ha hecho sino incrementar el considerable retraso que llevaban las obras del proyecto de conservación, reposición y mejora de la red provincial correspondiente a 2019. Los contratos se adjudicaron en noviembre del año pasado, con el invierno encima, a Padecasa en el área norte (1,42 millones) y a Asfaltos y Pavimentos en el sur (1,24 millones). Medio año después, y con el verano empezado, no se ven avances sobre el terreno en algunas de las actuaciones más urgentes, cuando las contratas de otras administraciones y las empresas privadas llevan semanas en el tajo.
La adjudicación del contrato correspondiente a 2020, con 2 millones de presupuesto para la zona norte y 1.999.941 euros en la sur, está paralizada a la espera de que Intervención dé el visto bueno para disponer unos fondos que «como es lógico» se han puesto al servicio de la lucha contra la COVID-19, explica el diputado José Antonio de los Mozos.
De hecho, existe hasta una propuesta de adjudicación, que en el caso de la mitad sur de la provincia lleva el nombre de Construcciones Boreste. En ese contrato se encuentra incluido el tramo de carretera entre Palazuelos y Villamiel de la Sierra cuyo arreglo ha urgido el GrupoProvincial Socialista, antes de que el tráfico y el tiempo se devoren lo poco que queda de las cunetas en estos 4 kilómetros. Son también los peores de la BU-V-8002, cuyos usuarios -vecinos de la zona y también muchos ciclistas- reclaman desde hace años a la institución que repare un asfalto ya tantas veces parcheado que los baches han tornado en agujeros. 
El PSOE solicitó que los 7 kilómetros de carretera se reparasen de continuo, al entender que resultaría más fácil y económico al tener allí la maquinaria. Pero no es posible, confirma De los Mozos, porque son empresas y contratos diferentes y primero se debe ejecutar el de 2019. «Comenzarán las obras en breve», afirma en referencia a los 2,57 kilómetros del cruce del Monasterio de Santa María de Bujedo a Palazuelos.