El campeón quiere seguir ganando

Agencias - SPC
-

Marc Márquez llega a Motegi con los deberes hechos tras sentenciar el título de MotoGP, pero con ganas de sumar una nueva victoria

El campeón quiere seguir ganando - Foto: Chema Moya

El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), matemáticamente campeón del mundo de MotoGP 2019 desde la carrera de Tailandia, llega con los deberes hechos al Gran Premio de Japón de la especialidad que se disputa este fin de semana en el circuito de Motegi, por lo que, liberado de la presión, intentará sumar un nuevo triunfo a su cuenta personal en la actual temporada. 
El catalán cuenta por podios todas las carreras que ha concluido en la presente campaña, con nueve victorias y cinco segundas posiciones, con un solo cero, el que marcó en uno de sus circuitos favoritos, el de Austin, en Estados Unidos. Así, el primer objetivo del ya flamante campeón del mundo de la categoría ‘reina’ será mantener su estadística, acabando la carrera entre los tres primeros. Algo que por otra parte siempre ha hecho en Motegi desde que llegó a MotoGP, salvo en 2015, que fue cuarto. El piloto de Repsol Honda ha ganado en el trazado japonés en dos ocasiones, en 2018 y 2016, mientras que fue segundo en tres (2017, 2014 y 2013), y solo tiene el lunar de esa cuarta posición en 2015.
Su hasta ahora rival más directo por el título, el italiano Andrea Dovizioso y su Ducati Desmosedici GP19, llegan a un trazado que no les resulta demasiado favorable, ya que únicamente ha firmado una victoria en este escenario el piloto de Forlí, en 2017, y antes que él, el último triunfo de un piloto de Ducati data de 2007, cuando lo hizo por última vez el italiano Loris Capirossi. 
En cualquier caso, tanto Márquez como Dovizioso deben ser protagonistas destacados en Motegi, salvo que las malas condiciones climatológicas, habituales en esta zona del Pacífico, alteren el normal desarrollo de un fin de semana en el que también tendrán una nueva oportunidad de destacar tanto los pilotos de Yamaha como los de Suzuki. Sin embargo, ni el italiano Valentino Rossi ni el español Maverick Viñales parecen estar todavía en disposición de plantar cara con eficacia al campeón del mundo de la categoría, que ha encontrado en el francés Fabio Quartararo al oponente más correoso entre los representantes de Yamaha. 


Objetivo común

Además, los españoles Álex Márquez (Estrella Galicia 0’0 Kalex) y Arón Canet (KTM) llegan al Gran Premio de Japón con el mismo objetivo, aunque no en las mismas condiciones, el de sumar más puntos que los rivales en sus respectivas clasificaciones. El catalán, líder sólido en Moto2, quiere ampliar su ventaja de 40 puntos al frente de la clasificación, mientras que en Moto3, Canet espera recortar distancias con el italiano Lorenzo Dalla Porta (Honda), el piloto que domina la tabla.