Un grupo de trabajo para proteger el patrimonio cultural

SPC
-
Josefa García Cirac (c), preside el encuentro de ‘Gestión de riesgos y emergencias en el Patrimonio Cultural' - Foto: Ical

La Comunidad, Galicia, Andalucía, Asturias y La Rioja han acordado facilitar el intercambio de técnicos y ayuda directa en las zonas limítrofes

Castilla y León encabezó y presidió ayer la reunión con representantes de Galicia, Andalucía, Asturias y La Rioja, para presentar las líneas de acción que se llevan a cabo en materia de salvaguarda de bienes culturales ante emergencias. La consejera de Cultura, Josefa García Cirac, en nombre del Ejecutivo regional, firmó con estas administraciones un protocolo de acciones de futuro coordinadas para facilitar el intercambio de técnicos, así como ayuda directa en caso de sucesos en zonas limítrofes. El encuentro se celebró tras el Consejo del Patrimonio Histórico extraordinario convocado el pasado mes de abril, para analizar el Plan Nacional de Emergencias y Gestión de Riesgos en el Patrimonio Cultural. Según se puso ayer de manifiesto en la reunión, «resulta necesario implementar día a día nuevas medidas, acordes con la importancia de los bienes culturales, pero también por la necesidad de hacer realidad un nuevo modelo de cuidado del patrimonio en el que no solo la restauración, sino la conservación preventiva y la gestión inteligente y permanente de estas edificaciones marquen un nuevo modelo de trabajo».
La convocatoria del Consejo del Patrimonio Histórico vino motivada por el incendio del Museo Nacional de Brasil y el de la catedral de Notre Dame, en París, donde el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, instó a las comunidades a revisar las estrategias de salvaguarda de bienes culturales ante emergencias, además de que apuntó a Castilla y León entre las comunidades más avanzadas en protección de patrimonio.
Labor de prevención

La Junta de Castilla y León viene desarrollando en los últimos años una intensa labor de prevención y protección del patrimonio cultural, que está sirviendo de modelo para esa estrategia a nivel nacional e internacional. Todo este trabajo cristalizó en el Plan PAHIS 2020 del Patrimonio Cultural de Castilla y León que incluyó programas específicos de Seguridad y Conservación preventiva, a los que se destina anualmente una partida de alrededor de 100.000 euros.
De hecho, desde la firma del primer convenio con el Ministerio del Interior para la protección del patrimonio cultural de Castilla y León, la Junta ha implementado, en colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Guardia Civil, decenas de medidas para la seguridad activa y pasiva de los monumentos y yacimientos.
Dando cumplimiento al Plan Nacional de Emergencias que ratificaron las comunidades tras el terremoto de Lorca en 2011, Castilla y León creó la Unidad de Gestión y Riesgos en Emergencias y ha colaborado con la Unidad Militar de Emergencias, que también se ha hecho extensiva al ámbito internacional con Portugal y a través de la participación en el proyecto europeo de Protección Civil ‘Cultura cannot wait’, junto con el Ministerio de Bienes Culturales italiano, el Ministerio del Interior de Francia, el organismo estatal turco para la conservación del patrimonio, y el Instituto Internacional para la Conservación y Restauración dependiente de la Unesco.
Para bienes del patrimonio cultural ubicados en el medio rural, donde los equipos de intervención pueden estar más alejados, la Ugrecyl ha difundido para propietarios y usuarios la ‘Guía de prevención de incendios para edificios de interés patrimonial en Castilla y León’, elaborada por expertos en emergencias.