scorecardresearch

El PP de Hontoria luchará «hasta el final» por el colegio

B.A.
-

El concejal Juan Carlos Sanz asegura que cuenta con la firma de 4 padres que quieren seguir allí a pesar de haber solicitado antes ir a San Leonardo. «Para esto no debería haber plazos»

Colegio de San Leonardo, en Soria. - Foto: Eugenio Gutiérrez

Mientras hay vida hay esperanza. A ese refrán se aferra Juan Carlos Sanz, concejal popular del ayuntamiento de Hontoria del Pinar, para intentar que el aula de su pueblo, perteneciente al CRA La Demanda y al que asisten 7 niños, no se cierre el próximo curso, como está previsto tras aprobarse por parte de Educación la petición de adhesión del mismo al colegio de San Leonardo, promovida por los padres de los actuales alumnos, todos ellos de origen marroquí. Sanz reconoce que así fue, que lo solicitaron, pero que actualmente hay tres de ellos más otro niño que están interesados en continuar en Hontoria. «Tengo la firma de 4 padres que así lo desean. Puede que estemos fuera de tiempo, pero para esto no debería de haber plazos. Vamos a hacer todo lo posible para que siga funcionando», comenta. 

El edil relata que fue una familia marroquí la que se puso en contacto con él para que les ayudara a seguir en el colegio de la localidad después de haber solicitado a la Dirección Provincial lo contrario junto con los otros padres. «Y yo les dije que lo iba a intentar, que como concejal tenía que luchar por mantener los servicios en mi pueblo, le pese a quien le pese», cuenta Sanz, quien confiesa que «hay gente interesada en el pueblo en que se vayan del colegio de Hontoria y que les animan a ello, pero yo pienso que perder las escuelas es un lujo que no nos podemos permitir, no me parece bien que se cierren habiendo niños de sobra», añade. 

Asegura que va a intentar hasta el final, aun a riesgo de no conseguirlo, que el aula se mantenga abierta, y se pregunta: «¿Quién quiere que se vayan los niños a San Leonardo? ¿Quién está diciendo que quiere que las escuelas sigan abiertas y está haciendo justo lo contrario?» En este sentido subraya que «si el señor alcalde defendiera de verdad las escuelas de su pueblo no se llevaría a sus hijos al colegio de San Leonardo». Sanz reconoce que cada uno tiene la libertad de matricular a sus pequeños en el colegio que quiera, pero que ya le comentó al regidor que los alcaldes y los concejales tenían que dar ejemplo. «Si nosotros no lo hacemos, ¿cómo vamos a pedir a los demás que lo hagan?». 

Reitera que mientras haya posibilidades, hay esperanza. «Por lo menos tendré la conciencia tranquila de que lo he intentado», asegura Sanz, que ya comentó a una de las familias marroquíes que les estaban «utilizando para intentar cerrar las escuelas». Insiste en que eso es algo que no se puede consentir y que las administraciones tienen ahora la posibilidad de demostrar «lo que quieren a los pueblos», permitiendo que la escuela no cierre si finalmente asisten esos cuatro niños. 

«Complicado». «La decisión de ir a San Leonardo está tomada y volver atrás es complicado», sostiene fuentes de Educación, que reconocen que a estas familias se les pasó el plazo de alegaciones y que añade que Hontoria ya no estaría adscrito al CRA La Demanda de Huerta de Rey sino al CEIPde San Leonardo, que no es un CRA y tiene una única sede. «No se podría crear un aula nueva en Hontoria dentro del CRA porque ya no pertenece a ese colegio, sino que es una unidad territorial de admisión de Soria». Según estas fuentes la continuidad del aula de Hontoria el próximo curso supondrían salvar «muchos inconvenientes legales», por lo que sería algo «complejo». 

Por otro lado, desde la Dirección Provincial de Soria, implicada porque en su territorio se encuentra la localidad de SanLeonardo, son claros: «La petición de formar parte de este colegio nos llegó desde Burgos, ellos deciden si cierran o no el aula de Hontoria. Nosotros encantados de recibir a los alumnos, pero si al final continúa, no contarían con el transporte gratuito a nuestro centro, tendrían que traerles los padres por su cuenta como ya pasa con siete alumnos de esta localidad», afirma Javier Barrio. Desde la Consejería de Educación dejan entrever que el asunto traerá cola durante las próximas semanas. «La petición formal está hecha y aprobada. Habría que estudiar el caso». 

En este sentido, desde los colectivos de la provincia vinculados con la educación muestran su tristeza por el más que probable cierre del aula de un pueblo, pero también hablan desde el respeto hacia las familias. «Nosotros abogamos por el mantenimiento de las escuelas rurales, y es una pena que se cierren, pero al final son las familias las que toman las decisiones», comenta Francisco Sánchez, presidente de Fampa Burgos. Victoria Ibeas, responsable de Estacyl en la provincia, mantiene que no se entiende que habiendo niños se pueda cerrar un colegio. Nos gustaría saber el motivo que ha llevado a los padres a tomar la decisión de querer marcharse», añade.