Había una vez un Zirkus

R.P.B. / Burgos
-

María Jesús Jabato y Laura Esteban celebran la primavera con un nuevo libro en el que recrean el maravilloso y fascinante mundo del circo, que en los últimos tiempos ha visto decaer la presencia de público infantil

María Jesús Jabato, que va camino de convertirse en una referencia nacional en la literatura dirigida a los más pequeños, ultima ya su próximo libro, Zirkus. - Foto: diariodeburgos.es

María Jesús Jabato, que va camino de convertirse en una referencia nacional en la literatura dirigida a los más pequeños, ultima ya su próximo libro, Zirkus, que verá la luz a finales de abril. Una obra en la que reivindica el mundo del circo, tan fascinante y mágico, siempre misterioso y complejo, pero últimamente en crisis. Como si el asombro otrora exclusivo de este singular universo se hubiera visto desplazado por nuevas y menos ricas ofertas de entretenimiento para los más pequeños. «El paraíso de la tierra está en el circo, escribió Gómez de la Serna. El circo es un mundo mágico y desconocido para los niños. La presencia de animales salvajes por los que los niños sienten curiosidad no exenta de miedo, de payasos, que encarnan la alegría y la diversión más extravagante, y de personas que realizan un trabajo que forma parte del ámbito del ocio y excede aquello que los propios niños son capaces de realizar (malabarismos, equilibrios, magia, doma y otras habilidades) hace que su interés por el circo sea unánime y que sientan emociones y experiencias que solo son posibles bajo la carpa», explica la autora del poemario, ilustrado de manera espléndida por Laura Esteban.
Para la poeta burgalesa, aunque el circo forma parte de nuestra tradición, en los últimos años ha visto decaer la presencia de público infantil. «Los niños prefieren ahora otro tipo de entretenimiento, las consolas en las que los héroes virtuales hacen mil hazañas pulsando simplemente un botón, y desconocen que el circo acoge héroes de carne y hueso que llevan a cabo  proezas aunque sus poderes estriban en un trabajo diario y esforzado de ensayo y repetición».
Así, Zirkus recrea el ambiente del circo y los personajes que lo conforman, «atendiendo no solo a la parte escénica o del espectáculo, sino también a los sentimientos de los artistas, a sus éxitos y a su fracasos. La mujer barbuda enamorada, el forzudo que ve frustrado su esfuerzo cuando se posa un pajarito en las pesas, el payaso que pierde la nariz, los fracasos del hombre bala o de la pitonisa o los triunfos del mago Vistoynovisto, son algunos de los temas de los poemas del libro, que incluye adivinanzas, juegos de palabras y quisicosas para que los lectores jueguen al tiempo que leen y la lectura sea incentivadora», subraya la autora.
Zirkus verá la luz a finales del mes de abril, posiblemente el día 23.