Un amigo de la menor afirma que los acusados sabían su edad

M.L. Martínez (ICAL)
-

Se reanuda el juicio del 'caso Arandina' con las declaraciones de 8 testigos propuestos por las partes, y se visiona como prueba preconstituída la exploración a las dos hermanas de la víctima y la declaración de un testigo que está en el extranjero

Los medios de comunicación a las puertas del Palacio de Justicia captando la llegada de uno de los acusados. - Foto: Patricia González

El compañero de clase de la menor denunciante, miembro del equipo de fútbol que entrenaba uno de los acusados, Raúl Calvo, cambia su versión de la fase de instrucción y dice que el exjugador de la Arandina Club de Fútbol sabía que la víctima tenía 15 años. Así lo aseguró hoy tanto la abogado de Calvo, Olga Navarro, como los letrados de la acusaciones particular y popular, Patricia Ortiz y Luis Antonio Calvo, respectivamente, a la salida del Palacio de Justicia.

En este sentido, Navarro precisó que este menor “cuenta los hechos distintos a los que contó en el Juzgado de Instrucción” y añadió que es “totalmente contradictorio” pero que, sin embargo, “no tiene porqué perjudicar a los acusados”. Por contra, la letrado de la acusación particular sostuvo que este joven “ha confirmado que uno de los jugadores le había reconocido días antes que sabían que tenía la edad”. “Lo ha confirmado, si. Así es”, sentenció.

A ellos, el abogado de la asociación Clara Campoamor, quien ejerce la acusación popular, Luis Antonio Calvo, señaló que este compañero de colegio “ha declarado y confirma la declaración, con algunas variantes, pero confirma, y si que nos acredita que conocían la edad de la niña”. “Eso lo ha dicho expresamente”, aseveró. En concreto, relató que el que en esas fecha era su entrenador de fútbol (Raúl Calvo) “le dijo que tenía 15 años, antes de que sucedieran los hechos”. “Sabía expresamente que él le dijo que la niña tenía 15 años, diez días antes de suceder los hechos”, apostilló.

La Audiencia Provincial de Burgos acoge desde el pasado jueves, 21 de noviembre, a puerta cerrada, el juicio del denominado ‘caso Arandina’, en el que se juzga a tres exfutbolistas de la Arandina Club de Fútbol (Carlos Cuadrado ‘Lucho’, Víctor Rodríguez ‘Viti’ y Raúl Calvo), acusados por un presunto delito de agresión sexual a una menor de 16 años en noviembre de 2017 en un piso que compartían en la localidad de Aranda de Duero (Burgos), así como de atentar contra su libertad sexual y de ser cooperadores necesarios en los hechos.

La vista oral se reanudó hoy (a las 10.10 horas hasta las 14 horas) con las declaraciones finalmente de ocho testigos propuestos por las acusaciones y las defensas. Además, se visionó la exploración a las dos hermanas de la víctima y la declaración de un testigo que se encuentra en el extranjero (estas tres testificales como prueba preconstituida).

Entre ellos, prestaron declaración un tío y una prima de la menor –esta última a través de videoconferencia desde Pozuelo de Alarcón (Madrid)-, varios amigos y compañeros de colegio de ella y algún funcionario del Cuerpo Nacional de Policía. La letrado de la defensa, Olga Navarro, sostuvo que la sesión “ha ido bien, dentro de lo esperado” y confirmó que “se ha ratificado la policía y se han tenido que anular unas videoconferencias, que no se podían hacer”.