La obra pública vuelve al tajo en cuatro calles de Medina

A.C.
-

Dos constructoras de la ciudad ejecutan trabajos por valor de 258.500 euros

La obra pública vuelve al tajo en cuatro calles de Medina

La decisión del Gobierno de permitir la vuelta al trabajo al sector de la construcción tras las ‘vacaciones forzosas’ de Semana Santa ha devuelto al tajo a las dos empresas medinesas, Construcciones Furelos y Excavaciones y Contratas Marañón, que a finales de febrero firmaron con el Ayuntamiento de Medina de Pomar los contratos de cinco lotes de obras, así como otros dos contratos que suman un total 258.500 euros. Ya desde la pasada semana, los operarios de ambas constructoras están sobre el terreno y es visible su labor en las calles Proncillo, Gaspar Ruiz de Pereda y La Revilla, mientras que en los próximos días comenzarán los trabajos en la avenida Vizcaya.  
En la calle Proncillo, cercana al convento de Santa Clara, la inversión municipal de 42.372 euros ha servido para dotar a una zona residencial con servicios de los que carecía. En ella se han construido una acera y aparcamientos urbanizados con baldosa, las primeras, y con solera de hormigón, los segundos.  Asimismo, las obras concluidas esta semana por Excavaciones y Contratas Marañón han servido para anular una antigua tubería de agua que se dirigía al barrio de El Vado, una tarea que ha dejado parte de la calzada sin asfalto. Su reposición tendrá que esperar al buen tiempo. La intención municipal es aprovechar la futura presencia de la empresa Asfaltos y Pavimentos 2015 en la ciudad para acometer el remate del pavimento de la calle Proncillo. Esta firma es la adjudicataria desde noviembre de los trabajos de pavimentación de la vía de acceso al polígono industrial y la calle Merindad de Montija.
Asimismo, Excavaciones y Contratas Marañón va a iniciar esta semana las obras de mejora y pavimentación de la acera de la avenida Vizcaya en el tramo de la Urbanización Medinabella I, donde el espacio para los peatones pasará de 1 metro a 1,70 de anchura. Las farolas de la zona, que en muchos casos están dentro de los jardines de las viviendas, también se sacarán a la acera. Esta inversión se eleva a 85.433 euros. Tras este trabajo, esta misma contrata medinesa ejecutará la semiurbanización de la avenida Vizcaya ya en dire-cción a Miñón, donde los vecinos comenzarán a disfrutar de una acera y zona de aparcamiento gracias a la inversión de otros 51.683 euros. Por último, esta empresa ejecutará en los próximos meses la pavimentación de la acera de la calle Pedro Ontañón por 15.375 euros.
Al mismo tiempo, Construcciones Furelos trabaja estos días en la ejecución de las aceras de las calles Gaspar Ruiz de Pereda, junto al cuartel de la Guardia Civil, y La Revilla, unas obras que le fueron adjudicadas en un solo contrato de 22.335 euros.  Una vez acabe estas tareas, Furelos se pondrá manos a la obra en la esquina de la avenida de la Ronda con la calle Santander, donde se va a ensanchar ostensiblemente la acera y rediseñar una zona donde sobra espacio para los vehículos y falta para los peatones. Esta obra y otras actuaciones previstas en el cruce de la calle Pedro Ontañón con la avenida de la Ronda, que también ejecutará esta empresa, suponen un contrato de 31.257 euros.
Todas estas inversiones estaban previstas en los presupuestos municipales de 2019 y están cofinanciadas al 80% por el Plan Provincial de Cooperación de la Diputación del pasado ejercicio.