El San Pablo hará test de coronavirus a toda la plantilla

CARMELO PALACIOS
-

Los jugadores y el cuerpo técnico del conjunto burgalés pasarán las pruebas a partir de mañana en el Hospital Recoletas. Se incluirá un reconocimiento médico similar al de la pretemporada

Álex Barrera pasa el reconocimiento médico previo al inicio de la pretemporada. - Foto: Valdivielso

El San Pablo está dando pasos cortos pero firmes en su regreso a la normalidad. El club azulón está ejercitándose esta semana de forma individual y al aire libre y pretende entrenar en El Plantío a mitad de la próxima semana. Antes de que eso ocurra, realizará los test de coronavirus a todos los integrantes de la plantilla y del cuerpo técnico. El protocolo dejaba a elección de los médicos de cada equipo decidir a quién hacía las pruebas, pero los burgaleses no quieren correr ningún riesgo y todos las pasarán en el Hospital Recoletas, patrocinador del club. Comenzarán mañana los jugadores que están en Burgos: Vega, McFadden, Apic, Rivero y Huskic.

Esta decisión pretende garantizar la seguridad de los implicados y arroja un poco de luz en una situación plagada de incertidumbre. De momento, ya ha pedido regresar a los jugadores que se encuentran en España pero fuera de Burgos, caso de Augusto Lima, Miquel Salvó y Álex Barrera. Se espera que los tres vayan llegando a la capital castellana entre el sábado y el domingo.

También se ha empezado a gestionar el regreso del brasileño Vítor Benite, el uruguayo Bruno Fitipaldo y el americano Earl Clark. En principio, los dos jugadores sudamericanos estarán a disposición de Joan Peñarroya la próxima semana si no hay inconvenientes con sus vuelos de regreso. No obstante, el trabajo de adaptación será progresivo y el entrenador catalán no podrá dirigir una sesión al uso hasta que se permita el contacto entre jugadores. De hecho, la plantilla pasará un reconocimiento médico, también en Recoletas, similar al de la pretemporada antes de iniciar la actividad.

Con el paso de los días, se van produciendo avances, pero todavía falta que la ACB aclare o concrete algunos aspectos del protocolo para que los clubes lo puedan seguir sin errores. El San Pablo ha desarrollado su propio plan de preparación física y seguridad, siempre ajustándose a lo indicado por el Consejo Superior de Deportes, y espera llevarlo a cabo para llegar en la mejor forma posible al inicio de la fase final de la Liga Endesa. El primer paso será regresar la próxima semana a El Plantío.