Buscan un nuevo emplazamiento para las cocheras de autobuses

J.M.
-

El Ayuntamiento esperará a que el mercado inmobiliario levante el vuelo para vender las actuales instalaciones de la Carretera Poza y construir las nuevas

Buscan un nuevo emplazamiento para las cocheras de autobuses - Foto: Jesús J. Matías

La Gerencia de Fomento del Ayuntamiento de Burgos ha debatido esta mañana sobre el futuro de las cocheras de autobuses de la Carretera Poza ya que se encuentran en una situación de alegalidad al estar ubicadas en terrenos de uso residencial donde se prevé la construcción de 394 viviendas (el 70% libres y el otro 30% VPO). El concejal del área, Daniel Garabito, ha defendido que la opción de recalificar el suelo para adaptarlo a su uso real (dotacional) no tiene demasiado sentido ya que lo deseable sería trasladar la instalación de sitio. Porque ahora mismo es un "elemento extraño" en un entorno como el actual con viviendas, colegios, una residencia de mayores... A esto se suma, además, el hecho de que el Consistorio es el propietario del 62% del suelo ya que el 38% restante está en manos privadas (se le compensó en esta zona unos aprovechamientos perdidos en el entorno del Pueblo Antiguo de Gamonal).

Garabito ha afirmado que estiman que el coste de unas nuevas instalaciones podría alcanzar los 8 millones de euros y que por la venta de estos terrenos se podría alcanzar una cifra similar. Eso sí, al Ayuntamiento le corresponderían entre 5 y 6 millones.

Una opción que se baraja es llevar las cocheras a la parcela de 40.000 metros cuadrados de Villalonquéjar en la que se encuentra el depósito de vehículos. Pero tampoco se descartan otras alternativas y de ahí que ahora se vaya a empezar a trabajar en buscar espacios entre aquellos terrenos de propiedad municipal.

Garabito ha lamentado que en este momento el mecado inmobiliario se encuentra en "estado de shock" por la incertidumbre que genera la pandemia, pero se ha mostrado esperanzado en que la situación  mejore. Y llegado ese momento será cuando se trate de mover ficha por parte del Ayuntamiento ya que lo que se pretende es realizar la operación en un momento adecuado y no cuando ha podido caer el valor de los terrenos. El edil de Fomento ha destacado el consenso que sobre este asunto existe entre todos los grupos políticos y ha agradecido la buena sintonía en el debate.