Expertos abogan por una innovación "motivada" y "ágil"

J.D.M.
-

Diario de Burgos y Campofrío han organizado este lunes la jornada 'Innovar para crecer' en la que han participado Vitartis, La Flor Burgalesa, la Universidad de Burgos y la Junta de Castilla y León

Mesa redonda moderada por el director de Diario de Burgos, Raúl Briongos, en la que han participado José Antonio Iniesta (La Flor Burgalesa), Paulo Soares (Campofrío), Rosa Cuesta (Junta), Félix Moracho (Vitartis) y José Miguel García (UBU). - Foto: Ricardo Ordóñez (ICAL)

La innovación "motivada", en la que se involucra el trabajador y que controla y apoya la dirección, y "ágil" en el tiempo es la que busca la industria agroalimentaria para ganar en competitividad. Esta es una de las conclusiones a la que ha se ha llegado tras la jornada 'Innovar para crecer', organizada este lunes por Diario de Burgos y Campofrío en el Fórum Evolución en la que han participado representantes de la propia multinacional cárnica (Paulo Soares, director general de Sigma en la Región Sur de Europa), de Vitartis (Félix Moracho, expresidente), de La Flor Burgalesa (José Antonio Iniesta), de la Universidad de Burgos (José Miguel García) y de la Junta de Castilla y León (Rosa Cuesta), y que ha sido moderada por el director de este medio de comunicación, Raúl Briongos. 

Tras indicar que el propósito "firme" de Campofrío es "ofrecer los alimentos favoritos" de sus consumidores en el mercado, el director general de la compañía en la Región Sur de Europa ha explicado que la posición de liderazgo en el sector les permite tener un "profundo conocimiento" de lo que desea el cliente pero también les "exige" ser "pioneros" en la evolución de la industria de la alimentación.  

Campofrío emplea a más de 200 técnicos especialistas en I+D+I y colabora con otras comunidades de expertos para avanzar en este aspecto y alcanzar esa "diferenciación" que, apunta Soares, buscan los consumidores.

Por su parte, Rosa Cuesta, directora general de Políticas Económicas y de Competitividad de la Junta, ha recordado unas palabras recientes de Toni Nadal en Burgos en las que decía que "nunca somos suficientemente buenos y tenemos que estar permanentemente reinventándonos e innovando" para apuntar que el Ejecutivo regional está "involucrado" en este aspecto porque "sin innovación no hay nuevos productos ni nueva actividad económica" y, por consiguiente, "no se puede mirar al futuro desde la competitividad". 

Félix Moracho, expresidente de Vitartis, ha introducido el término "innovación colaborativa" para explicar que la colabración entre industrias de diferentes subsectores es necesaria para lograr la "diferenciación". Moracho también ha indicado que la innovación debe ser "motivada y tutelada" por los máximos dirigentes. 

La visión de una empresa "pequeña y familiar" como La Flor Burgalesa la ha dado José Antonio Iniesta, que cree que compañías de reducido tamaño como la suya deben ser "más ágiles y más flexibles" para poder marcar la diferencia. En La Flor Burgalesa, ha desvelado Iniesta, se fomenta un "intraemprendimiento" para que cualquier trabajador se involucre en el desarrollo de nuevos productos y nuevos procesos. 

Finalmente, José Miguel García (UBU), ha reconocido que la universidad está para "colaborar" con la empresa en "la mejora de procesos, nuevos productos, estudios de mercado y en el big data".