El 12 % de las inspecciones técnicas es desfavorable

C.M.
-
Los edificios de más de 40 años deben pasar la Inspección Técnica de Edificaciones. - Foto: Luis López Araico

El tiempo pasa para todos, incluidas las viviendas. Cada cierto tiempo necesitan un mantenimiento para estar en las mejores condiciones de conservación y habitabilidad aunque sea por la vía de la obligación legal. La inspección técnica de edificios (

El padrón desde esa fecha hasta este año está integrado por 4.654 edificaciones, de las que 4.097 ya la han pasado. De ellas, 3.599 lo hicieron sin problema aunque en algunos casos las comunidades de propietarios tuvieron que hacer obras para subsanar las deficiencias. El resto, un total de 498, fueron desfavorables, lo que supone el 12%. En algunos casos se mantiene esta condición mientras duran las actuaciones para mejorar los inmuebles. Y que la ITE es algo vivo. Algunos propietarios están elaborando el proyecto para la conservación o mejora o haciendo obras y no las han terminado y aparecen en esta clasificación. 
Otra posibilidad es que hayan solicitado la declaración de ruina y mientras se tramita aparece como desfavorable. 
Cuando la ITE resulta favorable se comunica al propietario la inscripción en el registro municipal y se une al libro del edificio mientas que si es desfavorable se requerirá la realización de las obras necesarias en un plazo de tres meses y si no lo hace se ordenará la ejecución subsidiaria.
En el caso de que los edificios, que teniendo la obligación de pasar la ITE, no lo han hecho, Licencias les abre un expediente sancionador. Primero les da varios avisos a los dueños salvo cuando el deterioro o el abandono salte a la vista y pueda generar riesgos, que interviene de manera inmediata. El procedimiento se inicia mediante una orden de ejecución subsidiaria, es decir, se insta a pasar el trámite a través de multas. Si con las multas tampoco cumplen, la administración interviene y se les impone una sanción urbanística. 
Los técnicos municipales valoran las obras que son necesarias, se divide la cantidad en diez partes y cada mes se gira una multa. Si no las pagan se va a la vía de apremio y una vez recaudado el dinero la administración procede a ejecutar la obra con cargo a ese dinero. 
En los ocho años de implantación de la ITE se han detectado 51 edificios en ruina y también ha habido 349 exenciones (son edificios que han sido reformados en su totalidad después de su construcción y no necesitan pasarla). 
En general el grado de cumplimiento con esta obligación es muy elevado, de hecho el de Burgos es de los más altos de Castilla y León. En 2019 un total de 497 edificios construidos entre 1960 y 1964 tienen que pasar la ITE, sin embargo en los cinco primeros meses del año lo han hecho un total de 32, lo que supone un 6,4% del total. Este bajo porcentaje no preocupa al área de Licencias dado que se suele esperar hasta final de año.