El MEH diseña dos nuevas muestras coincidiendo con el Congreso de Prehistoria

R.P.B. / Burgos
-

La exposición 'Una Arqueología sin fronteras' se podrá ver en el museo mientras que 'Cuevas y Paisajes Kársticos' estará en Ibeas

La exposición del Centro de Recepción de Visitantes de Ibeas está relacionada con el 60 aniversario del Grupo Espeleológico Edelweiss. - Foto: DB

Para agasajar a los cientos de participantes en el Congreso Mundial de Prehistoria y Protohistoria que se celebrará en Burgos del 1 al 7 de septiembre, el Museo de la Evolución Humana ha diseñado dos nuevas exposiciones, que se suman a la oferta de la muestra permanente del museo y la temporal de ‘La Cuna de la Humanidad’. La primera de ellas, que se exhibirá en el MEH de forma gratuita (planta -1), es ‘Una Arqueología sin fronteras,  y propone profundizar en el conocimiento del impacto que las relaciones con investigadores de otros países tuvieron en la arqueología española del siglo pasado.
La muestra desmitifica la idea de que la arqueología española se limitara a un papel pasivo en esa época y de que estuviera aislada respecto al resto de expertos internacionales, y alumbra la idea que desde sus comienzos la arqueología se ha caracterizado por la existencia de una intensa comunicación internacional entre expertos. ¿Cómo se relacionaban los investigadores entonces? ¿Cómo se transmitían los nuevos conocimientos y los métodos más avanzados del momento? A estas y otras preguntas responderá la exposición, que se abrirá al público el 2 de septiembre y permanecerá hasta finales de mes. La exposición se apoya en la recopilación, el estudio y el análisis crítico de bibliografía, la investigación de archivos y la historia oral.
La segunda exposición que se desarrollará durante el congreso es ‘Cuevas y Paisajes Kársticos. Una historia escrita con agua’, que se exhibirá en el Centro de Recepción de Visitantes de Ibeas de Juarros hasta finales de diciembre. Esta muestra, realizada con la colaboración de la Diputación de Burgos y el Grupo Espeleológico Edelweiss, se ha realizado con motivo del 60 aniversario delGrupoEspeleológico Edelweiss para mostrar un patrimonio natural en su mayor parte oculto y frágil.
La exposición muestra cómo los sedimentos depositados en el interior del karst pueden preservar restos arqueológicos o paleontológicos, como en los Yacimientos de Atapuerca, claves para el conocimiento de la evolución humana. En las cavidades de la Sierra de Atapuerca hay registros que muestran una intensa ocupación desde hace más de un millón de años por parte de Homo ‘antecessor’ y destaca la acumulación de cadáveres de Homo ‘heidelbergensis’ en la Sima de los Huesos hace medio millón de años.
Comisionada por Ana Isabel Ortega y Miguel Ángel Martín Merino, miembros de Edelweiss, también explica el singular paisaje que caracteriza a las regiones kársticas, que se caracteriza por la presencia de rocas calizas en cuyo subsuelo abundan las cavidades por cuyas galerías circulan tíos subterráneos. El karst y los procesos kársticos toman el nombre de una región entre Italia y Eslovenia, situada en los Alpes Julianos; a través de paneles se explica cómo es el interior de ese karst y las diferentes zonas en las que puede ser clasificado ese terreno. Además, se pueden ver los distintos factores físicos y químicos que favorecen la sedimentación, el depósito y el relleno de las cuevas y los seres vivos que habitan este tipo de cuevas.

Visitas didácticas

Aprovechando la celebración del gran congreso, el MEH organizará además diversas visitas didácticas en tres idiomas (castellano, inglés y francés) para los congresistas sobre la exposición permanente del centro y la exposición ‘La Cuna de la Humanidad’. Según la Fundación Atapuerca, organizadora del evento, y aun faltando todavía días para el cierre de las inscripciones, ya han confirmado su presencia más de 1.100 personas.