Covarrubias, por susfueros

Belen Antón / Covarrubias
-

Una treintena de actores recrearon la firma de la Carta Puebla de la villa rachela, Mecerreyes y Barbadillo del Pez

La representación histórica tuvo como marco la colegiata de de la villa rachela. - Foto: Azúa



Mientras Covarrubias había experimentado una decadencia durante la mitad del siglo XII, a su alrededor se habían formado diferentes poblaciones. Fue por entonces, cuando la infanta Doña Sancha decidió otorgar al pueblo una serie de fueros, es decir, pasar la propiedad de la villa a sus concejos y moradores a la vez que les reconocía una serie de derechos y exenciones, convirtiendo así a la villa en un lugar privilegiado para la repoblación.
De esta forma fue como se gestó el 19 de abril de 1148 la firma de la Carta Puebla de Covarrubias, Mecerreyes y Barbadillo del Pez, poblaciones, estas dos últimas, también pertenecientes al infantado de Covarrubias. Ayer, dos días después de cumplirse el 864 aniversario de tan importante fecha, una treintena de actores dirigidos por Aniceto Orgaz revivieron este hecho histórico y recrearon en la colegiata de la villa rachela el momento  de la rúbrica de estos fueros concedidos por Doña Sancha, última titular del Infantado, y confirmados por su hermano Alfonso VII.
«He colaborado con Doña Sancha en la redacción de estos fueros. Tanto ella como yo hemos renunciado a ventajas, impuestos y terrenos a favor de vosotros. Hasta ahora eráis siervos y a partir de ahora seréis dueños de vuestras propias tierras. Además, vosotros mismos decidiréis vuestro futuro, ya que elegiréis a un juez, a cuatro alcaldes, a un sayón y a dos apreciadores», afirmó  Martín, abad del monasterio, mientras explicaba el contenido del documento a los asistentes y antes de que apareciera en el interior de la colegiata la corte real.
Doña Sancha, Alfonso VII y sus hijos Sancho y Fernando hicieron su entrada acompañados de una comitiva para después corroborar, a través de su firma, los privilegios de quien habitara en los territorios del Infantado de Covarrubias.  Un puñado de derechos que hicieron que Covarrubias se fuera repoblando en detrimento de las poblaciones cercanas.
Organizado por Mesnada Rachela y el Club Deportivo Princesa Cristina, también colaboraron Amigos de la Música, Asociación de Vecinos y Comerciantes Ecovarrubias, Asociación Vivar del Cid, Bazar Rosa y Jumer.