¿Alguien se ha columpiado?

I.L.H.
-
¿Alguien se han columpiado? - Foto: Alberto Rodrigo

La polémica con la obra de Rubén Lucas como cartel de los Sampedros no cesa. PSOE y Podemos piden su retirada por incumplir las bases y tener un sesgo sexista. En 2008 ya hubo una controversia por posible plagio, pero no llegó a revocarse

Todos los miembros del jurado le eligieron en la primera ronda. En la última torna, cuando solo quedaba una pequeña selección, a cada cartel se le asignó 1, 3 ó 5 puntos y Alegría, de Rubén Lucas, obtuvo la mayor valoración con un amplia diferencia sobre el segundo. Señalado como el ganador, nadie elevó la voz oponiéndose a que fuese elegido ni se pronunció oficialmente en contra.
Hasta aquí el relato de la deliberación del jurado -contrastado con sus miembros- que tuvo lugar el miércoles entre las 5 y las 5 y media de la tarde. Cuando la prensa acudió a la convocatoria para la presentación del cartel, tampoco se pronunció ningún miembro en contra, pese a que se les insistió para que hicieran una valoración. Todo cambió unas horas más tarde, cuando la imagen del cartel circulaba por las redes y se encontraron semejanzas con otros trabajos del mismo autor. Entonces llegaron las opiniones y valoraciones de los ciudadanos, y también las de los partidos representados en el jurado.
«A mí me pareció desde el principio que nos podía dar problemas, y así se lo comenté a Vicente Marañón (Ciudadanos). Creo que el cartel tiene que ser ecuánime y poner a todos de acuerdo», sostuvo ayer Óscar González (PSOE), explicando su postura y la de su partido sobre el sesgo sexista que le atribuyen.
Los socialistas y Podemos han registrado sendas peticiones para que se retire el cartel aludiendo tanto a esa circunstancia como al hecho de que el autor haya resuelto la pieza con ciertas semejanzas a otras obras suyas. Aunque en este punto, recogido en las bases, hay también diversidad de opiniones.
Las bases piden obras inéditas que no supongan, en todo o en parte, copia o plagio de escena fotográfica, carteles o dibujos ya publicados en cualquiera de sus formas, y que no hayan sido premiados con anterioridad en ningún concurso.
El concejal del PPJosé Antonio Antón cree que no es un plagio, sino un autor con un estilo característico. Eva de Ara, de Imagina, tampoco lo tiene claro y cree que puede tratarse de su seña de identidad. Vicente Marañón, deCiudadanos, prefiere que decidan los técnicos y sean ellos quien interpreten las bases, y Susana Santamaría, fotógrafa y miembro del jurado, lo que le achaca es «falta de ética», pero no va más allá. En 2008 ya hubo una polémica por una supuesta copia, esta vez sobre la obra de otro autor, pero no se revocó porque consideraron que era muy difícil de probar.
En cuanto a la cuestión de género tampoco hay unanimidad. El jurado lo vio al revés, como «un modo de dar visibilidad a la mujer», y ahora hay quien cree que no hizo una lectura correcta. Lo tiene claro, en cambio, el Colectivo 8 de Marzo, que ha pedido su retirada por «cosificar a la mujer».