La previsión de obra nueva vuelve a caer tras el espejismo de 2014

H. J. / Burgos
-

Los visados que han pasado por el Colegio de Arquitectos a lo largo del primer semestre son un 36% inferiores al de 2014. Las cifras bajan especialmente en la capital y en Aranda

El Colegio de Arquitectos huye del catatrofismo de las cifras y prefiere ser optimista. - Foto: Valdivielso

El sector de la construcción inmobiliaria no logra recuperarse del mazazo de la crisis. Tras sufrir la peor parte del frenazo económico de los últimos años pareció recuperarse ligeramente en 2014, pero la primera mitad del presente ejercicio ha vuelto a resultar demoledora en la provincia de Burgos.
El número de viviendas visadas por el Colegio de Arquitectos entre los meses de enero y junio ha caído más de un 36% respecto al mismo periodo del año anterior, al pasar de 210 a solo 134. Si en el próximo semestre se mantiene este ritmo pírrico la previsión de edificación (el visado es un paso previo a la ejecución de los proyectos) caería a un nivel muy similar al de 2013, cuando tocó fondo con 261 a lo largo de todo un año.
Las causas podemos encontrarlas repartidas por toda la geografía provincial, pero con especial relevancia en Burgos y en Aranda de Duero. En la capital se ha pasado de 69 viviendas a solo 12, mientras en Aranda se ha caído de 37 a 8. Son descensos porcentualmente muy notables pero ha de tenerse en cuenta que el año pasado obedecieron a promociones inmobiliarias muy puntuales  que salieron adelante el año pasado y que en esta ocasión no han podido engordar la estadística.
Más allá de la capital y de la Ribera, en el alfoz se ha pasado de 8 a 7 viviendas visadas y en Miranda de tres a solo 1 vivienda (con un cero absoluto en el segundo trimestre). En el resto de la provincia se ha pasado de 93 a 106, pero no ha sido suficiente para evitar la caída de la estadística general.

VARIOS AÑOS ASÍ

Pese a los datos objetivamente negativos, desde el Colegio de Arquitectos prefieren realizar una valoración alejada del catastrofismo. Su presidente, Carlos Miranda, advierte que «los niveles de actividad muy bajos ya empezarona a notarse a finales de 2012» y cree que desde entonces «cualquier variación, al manejarnos en cifras muy pequeñas, resulta significativa».
A su juicio, reducir la interpretación a un solo trimestre o a un semestre  «sería un poco forzado porque nuestro ritmo de trabajo es lento y los proyectos que ahora salen adelante puede que vengan de tiempo atrás». Aun así, admite que si se mantiene el ritmo de esta primera parte del ejercicio se volvería a los datos de 2013 «pero en general podría decirse que llevamos varios años en la misma tónica». Miranda señala que al menos se mantiene la tendencia de que la reforma va cogiendo más peso que la obra nueva aunque la rehabilitación «es algo muy lento que obedece a dinámicas diferentes a las de construcción de la vivienda nueva»
El resumen que el Colegio de Arquitectos realiza ciñéndose al segundo trimestre revela también un descenso generalizado respecto al periodo abril-junio del año anterior. Se han visado 57 viviendas libres contra a las 120 del segundo trimestre de 2014, para un presupuesto de 6,25 millones de euros (frente a 10,36) y una superficie construida que apenas supera los 13.500 metros cuadrados (frente a 22.904).
Crece, sin embargo, el presupuesto para otros edificios que no sean de vivienda y también las intervenciones en edificios ya existentes (47 frente a 40) aunque con menos presupuesto de ejecución material. La rehabilitación de otro tipo de edificios también ha caído aunque en su caso sube el presupuesto, mientras que la obra exterior/urbanización ha pasado de 469.934 a poco más de 513.000 euros.