Un desprendimiento alerta del mal estado de la iglesia de Villegas

A. Pérez / Burgos
-

El miedo de los vecinos a nuevos derrumbes de las bóvedas, la ausencia de calefacción y la humedad han supuesto que desde el 10 de enero la misa se celebre en el Ayuntamiento

La restauración del templo, esperada desde hace 18 años, cada vez se hace más urgente. - Foto: Alberto Rodrigo

El pasado domingo, cuando Javier Rodríguez, presidente de la Asociación Cultural Puentipiedra, de Villegas, pueblo de 100 habitantes situado a unos 45 kilómetros de Burgos, fue a tocar a misa se encontró con un gran desprendimiento de piedras y yeso procedente de una de las bóvedas de la iglesia de Santa Eugenia. Afortunadamente, resultaba imposible que lastimase a ningún feligrés, ya que desde el domingo 10 de enero los vecinos de Villegas reciben misa en el salón del Ayuntamiento.
La ausencia de calefacción en el templo y la humedad imperante son algunas de las causas de esta decisión del Consejo Pastoral de Villegas pero, sobre todo, la más decisiva es la posibilidad de desprendimientos accidentales de cascotes de las bóvedas. Estos se vienen produciendo desde hace un año pero, hasta ahora, ninguno había sido de tal magnitud. «Las últimas lluvias ha acrecentado el peligro», explica Rodríguez, quien desde la presidencia de la Asociación Cultural Puentipiedra lleva años trabajando por el buen estado del templo. «Las bóvedas, en especial las ubicadas junto a la torre del campanario, presentan una gran humedad que hace prever la posibilidad de que se produzcan más desprendimientos», asegura Rodríguez, quien explica que hasta ahora no se habían disgregado partículas tan grandes, «en el punto de unión de los nervios de una de las bóvedas se ha caído un bloque completo de yeso», aclara Rodríguez.
 
Largo proceso.
La iglesia de Santa Eugenia se declaró BIC el 21 de noviembre de 1991. Los técnicos de la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Castilla y León ya evaluaron la situación del templo y la institución autonómica aprobó en la primavera de 2015, el proyecto de restauración presentado por el arquitecto Alfonso Basterra. «El problema es que el proyecto no está licitado, lo que queremos es que la Junta adjudique la obra y se comience a trabajar antes de que se lleguen a producir daños irreversibles», explica Rodríguez.
La iglesia de Santa Eugenia también está integrada en el proyecto cultural ‘Villas del Brullés’, que contempla actuaciones en los templos de Villegas, Sasamón, Olmillos y Villamorón pero, por el momento, solo se ha actuado en los dos últimos. Para finales de enero, Patrimonio ha convocado a la Asociación Puentipiedra a una reunión en la que Rodríguez espera les comuniquen que se va a dar prioridad al proyecto.