El 80% de alumnos de Informática trabaja en lo suyo al año

B.G.R.
-

Solo el 23% de los titulados en Derecho se encuentra en esta situación al año siguiente de terminar porque hacen un máster o preparan oposiciones, según un estudio de empleabilidad universitaria

El 80% de alumnos de Informática trabaja en lo suyo al año - Foto: Alberto Rodrigo

Que los que estudian carreras técnicas encuentran trabajo antes que los que se decantan por las Humanidades es, en líneas generales, algo de sobra conocido. Las particularidades llegan cuando la afirmación va acompañada de datos que la confirman y se ven las diferencias por estudios. En el caso de la Universidad de Burgos, son los alumnos de Ingeniería Informática los que lideran la empleabilidad del campus y los de Derecho los que cierran la tabla, mientras que en la mitad se encuentran los Administración yDirección de Empresas.
El 85% de los estudiantes del grado de la Escuela Politécnica Superior que terminaron en el curso 2016-2017 estaba incorporado al mercado laboral al año siguiente. Llamativo es este porcentaje, pero también el hecho de que el 80% tengan un puesto relacionado con sus estudios y puntúen con un 4 de un máximo de 5 su satisfacción. Después están los de Ingeniería Electrónica Industrial, con un 80% trabajando, si bien baja hasta el 62% quienes lo hacen en lo suyo.
Las cifras se extraen de las encuestas que cada año realiza la Unidad de Calidad de la UBU a los egresados del curso anterior en el mes de mayo y cuya tasa de respuesta se sitúa en el 60% en el caso de los graduados. En esos mismos sondeos de inserción laboral se ve el lado contrario, como que solo el 23% de los que estudia Derecho está empleado al año siguiente y un 10% desarrolla una labor relacionada con lo que ha cursado.
Todo tiene su explicación. «El alumno de Derecho en un porcentaje muy alto sigue continuando estudios que tienen que ver con el máster del ejercicio de la abogacía o con las oposiciones, teniendo en cuenta que ahora estamos en un momento interesante para el empleo público», afirma el vicerrector de Empleabilidad, José Luis Peña, quien también sustenta esta argumentación en el análisis interno realizados con las previsiones de futuros de estudiantes que cursan este grado junto al de ADE y que revelan un 70% de opositores.
Todo lo contrario ocurre con los ingenieros. Los de acaban Informática encuentran rápido trabajo porque en un mundo cada vez más tecnológico el mercado laboral la demanda de este tipo de perfiles es muy elevada, si bien también son relevantes las tasas de inserción de los ingenieros electrónicos (81%), mecánicos y de organización industrial, por encima del 70%.
  También por encima de esa cifra y siempre según las encuestas realizadas, se sitúan los terapeutas ocupacionales (75%), mientras que se acercan al 70% los titulados en Finanzas y Contabilidad. Sin embargo, respecto a estos últimos solo el 38,5% desarrolla una labor profesional vinculada al grado, mientras que esa cifra se eleva hasta el 60%, igualando así su nivel de empleabilidad, entre los enfermeros. Por su parte, las carreras relacionadas con la educación presentan menores tasas de inserción y de conexión con los estudios, algo que también puede explicarse por la preparación de oposiciones.
La tasa media de todo el alumnado de la UBU  es del 56,7% al año de terminar, mientras que se eleva al 58% en los estudiantes de máster y al 90,9% en los de doctorado. Los mismos informes revelan que el 67% de los que graduados han accedido al mercado laboral en tres meses y aquellos que no lo han hecho está ampliando estudios (30%).
Peña también alude como dato positivo a la satisfacción que muestran con el empleo que realizan y que posiciona a la cabeza a los titulados en estudios con más salidas. Estos dan una puntuación de cuatro de un máximo de cinco, muy por encima de los de Ciencia Política, cuya valoración es de 2,5, o de los de Pedagogía 3,70, si bien y en líneas generales las valoraciones resultan bastante positivas.
 Lo mismo ocurre con las prácticas que llevan a cabo a lo largo de la carrera y de las que se benefician, según las encuestas, el 84,4% de los alumnos, situándose por encima de ese nivel los de Económicas (94,8%) y los de Ciencias (90%). Otro dato relevante es que el 18% asegura haberse quedado en alguna de las empresas en las que ha estado como becario, siendo los de la Politécnica, con un 42%m los que han respondido más afirmativamente a esta cuestión y los que más valoran este tipo de formación.
Peña valora positivamente las posibilidades de inserción que ofrece la UBU. «Es bueno que el índice de satisfacción sea elevado y que los empresarios valoren las competencias de nuestros estudiantes», subraya, no sin considerar que es necesario seguir mejorando para «que el talento se quede en nuestras empresas porque eso será el mejor indicador para el desarrollo de Burgos».



Las más vistas